LA MUNICIPALIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN BÁSICA EN OAXACA ESTÁ POR VENIR

Resumen

Los servicios educativos en el estado de Oaxaca han ido debilitándose en las últimas décadas, debido a constantes movimientos sociales del magisterio que han mermado en mucho la calidad de la educación en la niñez oaxaqueña, por lo que, es urgente plantear la descentralización de los servicios educativos a los 570 municipios como una alternativa de estudio, que permita coadyuvar a fortalecer las políticas gubernamentales plasmadas en los planes de desarrollo.
Esta investigación documental muestra que en el año de 1998, el gobernador en turno al presentar su Plan Estatal de Desarrollo 1998-2004 para el estado de Oaxaca, incluye el primer intento sobre la “Descentralización de las funciones educativas a los municipios”, a través del originalmente presentado ante el congreso local, para que éstas fueran aplicadas en los gobiernos municipales del estado.
Sin embargo, hubo reacciones y movilizaciones ante esa política gubernamental, que obligaron a reconsiderar tal propuesta debido a que, lamentablemente desde el inicio de la descentralización del proceso educativo en el año de 1992, el futuro de la educación básica quedó mutilado, puesto que la autoridad educativa local de ese tiempo, firmó acuerdos aviesos para la educación en Oaxaca.
Tan es así, que las acciones contempladas en el Plan de Desarrollo fueron canceladas y en su lugar quedo el texto que a la letra dice: “…la consulta pública de los asuntos gubernamentales, consultará y dará participación a los integrantes del Comité Ejecutivo de la Sección XXII del S.N.T.E. y a las bases magisteriales respecto de la formulación de cualquier iniciativa de Ley o disposición General relacionada con el ramo educativo; en sus aspectos laboral, profesional, social y técnico”. (Gobierno del Estado y Sección XXII, 1992)
Por lo que es oportuno rescatar y aplicar, el contenido del plan de desarrollo originalmente propuesto en 1998, como una alternativa viable para el gobierno Federal y Estatal a fin de contribuir de manera más eficaz en el diseño de una política pública en materia educativa más pertinente, supervisada con mayor cercanía y administrada de manera eficiente; de tal forma que brinde más y mejores resultados para la niñez oaxaqueña.
Conceptos clave: Descentralización de funciones educativas a los municipios – Plan de desarrollo – Servicios educativos – Gobiernos municipales – Estado de Oaxaca – Sección XXII.


ABSTRACT
Educational services in the state of Oaxaca have been weakening in recent decades, due to constant social movements that have reduced teachers in much the quality of education in Oaxaca childhood, so it is urgent to raise the decentralization of services education to the 570 municipalities as an alternative study that allows help strengthen government policies reflected in the development plans. This desk research shows that in 1998 the governor in turn to present their National Development Plan 1998-2004 for the state of Oaxaca, including the first attempt on” Decentralization of educational functions to municipalities” through the originally filed with the local congress so that they were applied in state municipal governments .However, there were reactions and protests against the government policy that forced to reconsider this proposal because, unfortunately since the beginning of the decentralization of the educational process in the year 1992 , the future of basic education was maimed, as the local educational authority of that time, signed agreements for education perverse in Oaxaca.
So much so, that the actions contemplated in the Development Plan were canceled and instead stayed the text that reads: “… the public consultation of governmental affairs, consult and which will involve members of the Executive Committee SNTE Section XXII and the rank and file teachers in the formulation of any proposed law or provision related General educational branch, in labor aspects, professional, social and technical “(Government of the State and Section XXII, 1992)
So it’s timely rescue and apply the content of the development plan originally proposed in 1998 as a viable alternative to the Federal and State governments to contribute more effectively in the design of public policy in education more relevant, supervised more closeness and efficiently administered, in a way that provides more and better results for children Oaxaca
Key concepts: Decentralization of educational functions to municipalities – Plan – Educational services – municipal governments – Oaxaca State – Section XXII

Introducción

En el estado de Oaxaca, México, los servicios educativos han venido mermando su calidad a medida de los movimientos magisteriales que se han suscitado derivado de falta de políticas públicas acordes con el desempeño de quienes están a cargo de la educación de la niñez oaxaqueña, uno de esos casos se dio durante el año 1980 cuando surge el Movimiento Democrático de la Sección XXII del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), empleando como método de lucha los paros de labores, marchas, bloqueos a vialidades, centros comerciales, instituciones públicas y privadas; éste sistema arcaico que ha sido utilizado por dicho gremio para obtener más ingresos y mejores facilidades para realizar su trabajo.

Ante esta situación, la sociedad oaxaqueña exige la implementación de políticas públicas que coadyuven a regularizar el sistema educativo en el estado. Por lo que el propósito del presente estudio es sustentar a través de un estudio documental, la viabilidad de una alternativa de descentralización a los 570 municipios de la entidad, retomando la propuesta originalmente planteada en el plan de desarrollo para el período 1998-2004. 

Análisis

A 15 años del primer intento por municipalizar los servicios educativos en el estado, los indicadores en el estado demuestran que en Oaxaca el grado promedio de escolaridad de la población de 15 años y más, es de 6.9, lo que equivale a prácticamente el primer año de secundaria.

En analfabetismo, en Oaxaca 16 de cada 100 personas de 15 años y más, no saben leer ni escribir. 

La sociedad en general reprueba el proceder del magisterio oaxaqueño, puesto que con todas las acciones en su transitar, solo han evidenciado que el eje rector de su movimiento es más económico que académico, lo cual, ha favorecido a los dirigentes y empobrecido culturalmente a los educandos, distorsionando así el modelo educativo básico en la entidad, de ahí que la famosa calidad educativa, sea una falacia bien remunerada.

Aunado a esto, el 19 de agosto del presente año, en vez de iniciar con el ciclo escolar 2013-2014, los profesores iniciaron un paro de labores indefinido, en busca de la no aprobación de la reforma educativa propuesta por ejecutivo federal al congreso de la unión, afectando así a más de 13000 mil estudiantes de educación básica.

De ésta manera, por primera ocasión, en la historia de Oaxaca, las asambleas comunitarias debidamente organizadas, no están dispuestas a tolerar más abusos por parte de los profesores; pertenezcan a la sección que fuere y que vayan en detrimento de la educación de la niñez, tan es así, que los profesores no serán bien recibidos en las escuelas de las comunidades, sin que antes se sienten a dialogar con las autoridades municipales de las mismas, en virtud, que estas exigen en un primer momento,  un proyecto educativo alterno que refleje no solo la recuperación del tiempo perdido en la enseñanza; sino además que el referido proyecto, contemple actividades psicológicas que permitan resarcir el daño moral causado a los educandos y un segundo momento que tiene que ver con el desarrollo de los ciclos escolares subsecuentes,  en el que los profesores tendrán que aceptar las condiciones impuestas por cada una de las autoridades municipales; entre las que destacan el cumplir cabalmente todos los días de clases que mandata el calendario escolar con los horarios respectivos que emite la autoridad educativa.

El municipio de San Pablo Villa de Mitla, es una clara evidencia de los buenos  resultados que puede arrojar el proyecto de  municipalización de la educación donde los profesores de la sección XXII si asistieron a clases, manteniendo solo una representación en el paro magisterial efectuado del lunes 19 de agosto al 13 de octubre del presente año en el marco de sus protestas en contra del contenido de las leyes secundarias de la reforma educativa, aprobadas a principios del mes de septiembre del 2013.

Para que este fenómeno se pudiera dar, fue necesario que tanto la autoridad municipal como los padres de familia y la ciudadanía en general de aquel municipio, pusieran un alto a los profesores amenazándolos con negarles para siempre el acceso, si seguían ausentándose de las aulas, convirtiéndose esta medida en una parte importante en la solución al conflicto, lo cual da indicios de la posible viabilidad y la generación de las circunstancias a favor del  proyecto de municipalización de la educación en el estado. 

Argumentación

Estando al frente como Secretario General del Comité Ejecutivo de la Sección XXII el profesor Fernando Maldonado militante de la corriente vanguardia revolucionaria, quien el 12 de Mayo de 1980 es derrocado del cargo por la base trabajadora, es así como bajo presiones el 12 de Junio del mismo año logran que se acepte la integración de una mesa ejecutiva integrada por 12 miembros de Oaxaca y uno del Comité Ejecutivo Nacional.

En el mes de febrero de 1982 se inicia el congreso extraordinario, donde realmente el Movimiento Democrático Magisterial asume el liderazgo a través de los Profesores: Pedro Martínez Noriega y el Profesor Roberto Villalana Castillejos, teniendo como propósito inicial, el proteger a los trabajadores de los múltiples abusos del patrón, es decir, del gobierno, vía Secretaría de Educación Pública, respecto de las condiciones para la prestación del servicio docente.

Dado que, las condiciones económicas laborales eran vulnerables, había grandes rezagos en los pagos de los profesores, de 5 a 6 meses de retraso, otros profesores que llevaban de dos a tres años sin cobrar; los servicios médicos para ellos eran nulos, los préstamos para los trabajadores a corto y mediano plazo inoperantes, era el descontento generalizado de la base trabajadora de la educación, lo cual trajo como consecuencia la descentralización de la educación en el año de 1992[1].

Proceso que trajo muchos excesos, respecto a canonjías, prebendas y privilegios tanto para los líderes, como para un número reducido de la base trabajadora educacional.

Como consecuencia de tal actitud del gremio sindical en el año de 1998, siendo gobernador del estado el Lic. José Nelson Murat Casab, contempla en su propuesta de gobierno realizar el primer intento para impulsar un proyecto que tenga como propósito la descentralización de funciones educativas a los municipios que originalmente fue presentado ante el congreso local.

Las políticas gubernamentales planteadas eran: “Emprender una descentralización de funciones educativas a los municipios; Reordenar la administración y ampliar la descentralización regional de gestión y toma de decisiones; Delegar a las autoridades municipales una parte de la planeación y supervisión de infraestructura y oferta de los servicios educativos; (Casab, Plan Estatal de Desarrollo para Oaxaca 1998-2004, 1998)

“…Es necesario el desarrollo de un modelo de educación básica superior (secundaria) que sea abierto en escolarización y flexible en todos sus aspectos; acorde con las características del alumno, con su medio social y con las necesidades y expectativas de las propias comunidades; que se vincule a la actividad productiva de la localidad y promueva el desarrollo de todos sus habitantes.

Lo anterior, desde luego, acompañado de otras medidas: la descentralización, el uso de medios electrónicos, el reconocimiento de espacios formativos alternos y nuevos mecanismos de acreditación independientes del proceso escolar; Se propondrá al Gobierno Federal la descentralización de la operación del nivel de la educación profesional media al Gobierno del Estado; Propiciar la descentralización de los servicios de Educación Superior…”  (Casab, Plan Estatal de Desarrollo para Oaxaca 1998-2004, 1998)

La exigencia de la gremial en su petición central del pliego de demandas de mayo de 1999[2], mediante la cual exige la “Cancelación del proyecto que contempla la Municipalización de la Educación en el estado contenido en el Plan de Desarrollo que fue aprobado en el Congreso Local”.

En respuesta inmediata el gobernador en turno, formula y remite la iniciativa, mediante la cual, solicita a los diputados secretarios del congreso del estado, la “Cancelación del proyecto de Municipalización de la Educación en el Estado contenido en el Plan Estatal de Desarrollo que recién había sido aprobado por el Congreso Local”. (Casab, Iniciativa, 1999)

Lamentablemente desde el inicio de la descentralización del proceso educativo en el año de 1992, el futuro de la educación básica quedó mutilado, puesto que la autoridad educativa local de ese tiempo, firmó acuerdos aviesos para la educación en Oaxaca, tan es así, que las acciones contempladas en el Plan de Desarrollo fueron canceladas. (Gobierno del Estado y Sección XXII, 1992).

Y en su lugar quedo el texto que a la letra dice: El Gobierno del Estado, conforme a las disposiciones legales que rigen la consulta pública de los asuntos gubernamentales, consultará y dará participación a los integrantes del Comité Ejecutivo de la Sección XXII del S.N.T.E. y a las bases magisteriales respecto de la formulación de cualquier iniciativa de Ley o disposición General relacionada con el ramo educativo; en sus aspectos laboral, profesional, social y técnico[3].

Una vez hechas las adecuaciones al Plan Estatal de Desarrollo 1998-2004, algunos de los apartados quedan como a continuación se detalla:

”…Elaborar, con la participación del magisterio oaxaqueño, y someter a aprobación el proyecto de reglamento de la Ley Estatal de Educación; Continuar, ampliar y consolidar los programas de aula abierta y progresa en las zonas tanto urbanas como rurales de mayor marginación dando prioridad a aquellas en donde existan los componentes de atención que ofrece el programa logrado, de esta manera las metas que para sus acciones se hayan fijado, siendo utilizados exclusivamente para fines educativos”. (Oaxaca, 1999)

La cancelación de esta acción tan positiva para la educación en la entidad, se debió entre otras razones a la cima de los mejores tiempos políticos y de lucha por la sección XXII, por otro lado, las circunstancias políticas y sociales adversas de aquel tiempo para el gobierno en turno; es decir, no era el momento oportuno para pensar en un proyecto de municipalización de la educación. 

Propuesta 

Las condiciones para la verdadera municipalización de la educación se están generando por coyuntura política por parte del mismo gremio, porque ésta rebelión en contra de la mal llamada Reforma Educativa, sus estragos a la niñez oaxaqueña han sido tan agresivos, que la mayoría de las comunidades y municipios de la entidad se han organizado para reflexionar y tomar cartas en el asunto.

De dar resultados positivos, este primer intento de intervención por parte de las autoridades municipales, automáticamente se estarían generando parte de las condiciones políticas, económicas, sociales y culturales, a fin de abrirle la puerta a la delegación de los servicios educativos a la primera célula de la sociedad que es el municipio.

Para que dicho proyecto pueda tener mayor viabilidad, se necesita que el gobierno invierta aún más en educación, aplique la desconcentración del presupuesto federal en materia educativa hacia el municipio, pero que dicha inversión vaya acompañada del diseño adecuado de una política pública en materia educativa acorde a las necesidades y realidades de cada una de las comunidades que integran el  estado de Oaxaca, amén de una agresiva fiscalización de los recursos económicos y de una eficaz supervisión  de cumplimiento en planes y programas educativos, por parte de la autoridad educativa local y municipal.

En virtud, que desde el pasado 19 de agosto del 2013[4] hasta hoy suman ocho semanas de retraso en el arranque del ciclo escolar 2013-2014, cada día que transcurre, surge un nuevo testimonio de padres de familia, comités, organizaciones y las propias autoridades municipales de las comunidades que se organizan con tanto ahínco para exigir y demandar con la fuerza de su organización la presencia de los profesores de la sección XXII en las aulas a retomar el ciclo escolar, con ésta acción desde las comunidades oaxaqueñas, parece que se empieza a ver la luz al final del túnel.

La intervención de la figura del municipio en el fenómeno educativo es y debe ser determinante para alcanzar una educación de calidad, porque a nadie más le debe de interesar el nivel educativo de su comunidad, más que a la propia autoridad municipal; por otro lado los 74,384 profesores en su conjunto, representan una fuerza política significativa para el estado; pero si el gobierno tanto en el ámbito federal como en el estatal coinciden en controlar a ese monstruo y ven como una gran coyuntura política la generación de las circunstancias favorables actuales, significa que el proceso de descentralizar la gestión educacional o municipalizar la educación en el Estado está por venir!! 

Conclusiones 

De llevarse a cabo este proceso:

a)     El magisterio realmente estaría pulverizando la problemática en cada uno de los 570 municipios de la entidad.

b)     A la dirigencia sindical le resultaría sumamente complicado en su operación para intentar resolver la problemática municipio por municipio.

c)     Alejaría a la militancia de los trabajadores de la educación de la sección XXII;  lo cual permitiría voltear la cara a las autoridades municipales.

d)     Las autoridades municipales estarían realmente supervisando el cumplimiento del fenómeno educativo y por ende avalando la erogación del pago de los emolumentos de cada uno de los trabajadores de la educación en el estado.

e)      Se fragmentaría al sindicato más poderoso de américa Latina y a su vez se confirmaría la esencia de aquel dicho popular mexicano: “El que paga Manda”.

Por otro lado, sería cuestión de aprovechar al máximo los famosos usos y costumbres de cada pueblo en beneficio de la educación; porque  la gente de las comunidades, en la dinámica de los nuevos tiempos, no está dispuesta a avalar a profesores que le temen a la evaluación y que no se sienten seguros con la esencia de la verdadera práctica de su profesión, lo cual pone entredicho la enseñanza de conocimientos y saberes éticos, respecto al fortalecimiento y práctica de los principios y valores adquiridos en el seno del hogar de sus propios hijos; lo cual obligaría al gobierno federal, estatal, sección XXII y municipio a poner en orden las cosas y a dictar nuevas políticas y reglas de operación para que el fenómeno educativo de calidad empiece a resurgir.

Estamos ciertos que de llevarse a cabo este proyecto en un futuro no muy lejano, estaría garantizado el éxito, puesto que los profesores conscientes de su labor, no se atreverían a realizar plantones o cierre de calles a la presidencia municipal de su circunscripción con el afán de exigir recursos de toda índole para sufragar sus supuestas demandas magisteriales, de ser así el pueblo entero se les echaría encima.

Finalmente hacemos votos porque los legisladores tanto a nivel federal como estatal, hagan suyo este proyecto y se atrevan a reactivar la propuesta de municipalización de la educación que tanta falta le hace a Oaxaca.

Bibliografía

Casab, J. N. (1998). Plan Estatal de Desarrollo para Oaxaca 1998-2004. Oaxaca de Juárez.

Casab, J. N. (21 de 05 de 1999). Iniciativa. Oaxaca, Oaxaca, México.

Gobierno del Estado y Sección XXII. (28 de octubre de 1992). Minuta de acuerdos. Apartado séptimo. Oaxaca, oaxaca , México.

Murat, J. (1999). decreto. Gobierno Constitucional del Estado de Oaxaca . oaxaca: periódico Oficial del Gobierno del Estado.

Oaxaca, L. L. (26 de mayo de 1999). Decreto. Decreto numero 73. Oaxaca, Oaxaca, Oaxaca: Periodico Oficial.



[1] Minuta de acuerdos firmada el 14 de mayo de 1992

[2] fungiendo como Secretario General del Comité Ejecutivo de la Sección XXII el Profesor Humberto Alcalá Betanzos

[3] Este acuerdo fue firmado en su momento por el Licenciado Heladio Ramírez López, en su calidad de Gobernador del Estado de Oaxaca; el Ing. Lino Celaya Luria, Secretario General de Gobierno y Encargado del Despacho de los asuntos del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca; Lic. Gilberto Trinidad Gutiérrez, en su calidad de Procurador General de Justicia del Estado; por la sección XXII firman el Profesor Erangelio Mendoza González, como secretario General del Comité Ejecutivo de la Sección XXII y el Profesor Heraclio Espinoza Hernán, en su calidad de Secretario de Organización de la misma sección.

[4] Inicio del paro de labores educativas en el estado de Oaxaca.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
García Aragón, Ángel Lucio y Villanueva Porras, Martín: "La municipalización de la educación básica en Oaxaca está por venir" en Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo, noviembre 2013, en http://atlante.eumed.net/municipalizacion-educacion/

Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.