APUNTES DE INTERVENCIÓN SOCIAL DESDE LA MULTIDISCIPLINARIEDAD. EXPERIENCIAS EN ESCUELAS MARGINALES DE MÉXICO

Resumen.
El abordaje de los problemas sociales no es exclusivo de una disciplina social. Tradicionalmente disciplinas como el trabajo social, la psicología, la medicina, la enfermería y la pedagogía, han realizado intervenciones en diversos sectores de la sociedad. Sin embargo, el trabajo social, en tanto que acción social, ha sido implementado por profesionales de otras áreas. En este sentido, esta investigación comparte las experiencias de una intervención social desarrollada en el marco de la multidisciplinariedad. Dando cuenta de las intervenciones sociales que se desarrollaron en cuatro escuelas de nivel básico, en zonas marginales de la conurbación Colima-Villa de Álvarez.

Palabras claves: intervención social, trabajo social, empoderamiento.

Abstract.
The approach to social problems is not unique to social discipline. Traditionally disciplines such as social work, psychology, medicine, nursing and teaching, have made interventions in various sectors of society. As a social action, however, social work, has been implemented by other professionals. In this sense, this research shares the experiences of a social intervention developed in the framework of interdisciplinarity. Realizing social enterprise that developed in four elementary schools in marginal areas of the Colima -Villa de Alvarez conurbation.

Key word: social intervention, social work, social work, empowerment.

INTRODUCCIÓN

La Universidad de Colima a través de la dirección de innovación y cultura emprendedora llevó a cabo el proyecto de intervención denominado “Pequeños Emprendedores”. En este proyecto se intervinieron a cuatro escuelas de zonas marginales de la conurbación de Colima y Villa de Álvarez, Colima, México.

En este proyecto se elaboraron microdiagnósticos que permitieron acercarse a la realidad de los escolares desde los ámbitos social y cultural, a fin de establecer los elementos imperantes en su vida cotidiana e instrumentar proyectos productivos que permitan el desarrollo sustentable de dichas comunidades.

Los proyectos productivos se elaboraron con la participación de un grupo multidisciplinario, entre los que se encontraron: psicólogos, agrónomo-economistas, mercadólogos, de relaciones internacionales e ingenieros industriales. De estas disciplinas participaron tanto estudiantes (20) como profesores (4). Estos profesionales se guiaron por la metodología de investigación participativa y junto con la comunidad diagnosticaron las necesidades, establecieron acuerdos de trabajo y se trazaron líneas de acción para la elaboración de proyectos productivos.

Lo resaltable de esta conformación, fue la sinergia lograda, así como el aprendizaje de los agentes de cambio, además del crecimiento humano de cada una de los agentes al ver la incidencia de sus logros en los proyectos de los infantes y sus familias.

En este orden de ideas, esta investigación da cuenta de los resultados de dicha intervención y las acciones sociales derivadas de estas, en cuatro comunidades escolares.

DIAGNÓSTICO Y HALLAZGOS DE LA INVESTIGACIÓN

El trabajo del que se da cuenta ahora, contiene la como experiencia del autor, la cual pretende reflejar esbozar la aplicación del modelo de intervención propuesto por Ware (citada en Galeana, 2006: 33), el cual propiciar un cambio que se refleje en mejores niveles de vida de la población, en un primer momento a nivel individual y posteriormente, a nivel local, propiciando un desarrollo de arriba hacia abajo, es decir, dado por las personas que viven en esta población.

Lo que se buscó fue mejoras en los niveles de ingresos, la capacidad de organización, la autogestión y la detección de las capacidades y los recursos con que disponía para desarrollarse, es decir, que los proyectos fueran sustentables.

La forma en que se logró, fue con la participación activa y dinámica de las personas de la comunidad, quienes debieron identificar, proponer e implementar proyectos productivos específicos en el marco de la sustentabilidad, con la guía de los agentes de cambio, con la visión de que fueran los propios estudiantes quienes generaran los cambios en sus comunidades.

Eje conceptual asumido en la intervención

La metodología de intervención que se implementó fue la investigación-acción participativa. Ésta se basa en una visión holística de la realidad comunitaria, partiendo del reconocimiento de los problemas comunitarios y el trabajo autogestivo para minimizarlos o superarlos. En este sentido, los sujetos sociales se organizan en grupos de trabajo, conscientes de su papel activo y responsable de su propio desarrollo. Esta intervención comunitaria se trazó el objetivo de incrementar el bienestar social y contribuir a la mejora de la calidad de vida de los integrantes de estas unidades sociales. Los profesionales participantes se orientaron al análisis de las problemáticas de la comunidad y generar recursos para superarlos mediante la promoción de sus propias competencias. Se desarrollaron trabajos de investigación social, dinamización de grupos y  consultoría; desde la proactiva y participativa.

Es así, que se conformó un diagnóstico de la comunidad, el cual permitió conocer la situación real y las potencialidades sociales, demográficas, económicas y de recursos y con base a eso, diseñar los proyectos productivos y generar ingresos propios, como problemática inicial.

Los aspectos de la realidad social que se estudiaron con esta metodología fueron en físico, geográfico, ecológico, demográfico, económico, social, político, cultural, educativo a través de diferentes fases o etapas de la investigación-acción participativa.

1.- Primera fase: Necesidades sentidas y manifiestas de la unidad social.

En este primera parte, se identificaron los principales problemas que enfrentan las comunidades marginadas en la zona de Colima-Villa de Álvarez. En este parte se utilizaron técnicas de investigación documental así como las entrevistas a líderes de la comunidad. Para efectos de la presente intervención, cuyo objetivo fue el desarrollo de proyectos productivos, el análisis de las necesidades se centró en las áreas: económica, cultural-educativa y la composición familiar.

En lo que respecta a la primera área, comprende los aspectos monetarios, y la forma como obtienen los ingresos los sujetos de eta comunidades. La economía de las zonas intervenidas es baja, los estratos sociales que integran las comunidades pertenecen a los niveles bajo y de pobreza extrema. En las entrevistas realizadas, en el ámbito laboral estuvo orientado a los servicios de asistencia doméstica, el micro-comercio, obreros de la construcción, el autoempleo, oficios (carpintería, herrería, hojalatería, entre otros) oficios artesanales (bordado de mantas, tejido con agujas, elaboración de jaulas, carros de madera, bolsas tejidas de plástico, entre otras), además de otras ocupaciones que se ubican como empleos temporales, poco estables.

En lo sucesivo a la educación, se abordaron pautas de conducta, y las relaciones escuela-comunidad.

Aquí se observó por pauta general, la comunidad no se muestran adeptos a la educación, ya que si bien la educación básica si mandan a sus hijos, no ocurre lo mismo en la educación secundaria y en la media superior. Se conocieron casos no aislados, en los que año de haber egresado de 6° de primaria, alumnas ya se habían casado o se encontraban en uniones consensuales[1]. Al respecto de esta pauta de conducta, Cerrutti y Binstock, (2009) exponen que “la moderada postergación en la formación familiar en distintos países de la región responde más a cambios en los comportamientos de los sectores medios y altos mientras persisten las mismas tendencias de inicio familiar temprano entre los sectores sociales más bajos”. Esta cita permite ver claramente la relación entre este comportamiento y las herencias culturales, las situaciones económicas y los contextos sociales. Es así que se puede decir que este tipo de unión matrimonial se relaciona en mayor medida con los estratos sociales más bajos, debido entre otras cosas a que involucra menos recursos económicos y menos papeleo que las opciones legalizadas.

2.- Segunda fase: Detección de líderes y recursos de servicio para la unidad social.

Las necesidades detectadas, sirvieron de base para atender la convocatoria de la Fundación Educación Superior-Empresa (FESE). Esta institución es una asociación civil sin fines de lucro que unifica los esfuerzos entre universidad-sector productivo-gobierno; con un criterio de beneficio para todos, lo que conlleva a utilizar óptimamente los conocimientos de la universidad, los recursos económicos que aporta el gobierno para la vinculación y la participación responsable del sector productivo.

De acuerdo con la FESE[2], En el año 2007 la ANUIES llevó a cabo un estudio para diagnosticar la situación específica de la vinculación, cuyo resultado arrojó la necesidad de contar con un organismo intermedio que facilitara y articulara las acciones que sobre este tema llevan a cabo las IES, el gobierno y el sector empresarial; como respuesta a esta necesidad, la ANUIES gestionó ante el Congreso de la Unión la creación de una fundación que apoyara en estos aspectos entendiendo desde el interior de las IES las posibilidades, alcances y retos de este organismo intermedio que fue con Las necesidades detectadas, sirvieron de base para atender la convocatoria de la Fundación Educación Superior-Empresa (FESE). Esta institución es una asociación civil sin fines de lucro que unifica los esfuerzos entre universidad-sector productivo-gobierno; con un criterio de beneficio para todos, lo que conlleva a utilizar óptimamente los conocimientos de la universidad, los recursos económicos que aporta el gobierno para la vinculación y la participación responsable del sector productivo.

En el año 2007 la ANUIES llevó a cabo un estudio para diagnosticar la situación específica de la vinculación, cuyo resultado arrojó la necesidad de contar con un organismo intermedio que facilitara y articulara las acciones que sobre este tema llevan a cabo las IES, el gobierno y el sector empresarial; como respuesta a esta necesidad, la ANUIES gestionó ante el Congreso de la Unión la creación de una fundación que apoyara en estos aspectos entendiendo desde el interior de las IES las posibilidades, alcances y retos de este organismo intermedio que fue constituido como una Asociación Civil en diciembre de 2008.

El programa Mi primera empresa: “Emprender jugando” está diseñado para apoyar a la comunidad de educación primaria a concebir una idea emprendedora y ponerla en marcha, para lo cual cuentan con el apoyo de estudiantes universitarios, que han decidido aplicar sus conocimientos profesionales en favor del fomento a la actitud emprendedora en niños de 5o y 6o de primaria.

Este programa está respaldado por las instituciones de educación superior a través de sus estudiantes en etapa de realizar las prácticas profesionales los cuales juegan el papel de “Asesores”, para que los niños puedan crear una empresa infantil[3].

Para el desarrollo de este programa se cuenta también con el apoyo económico, así como de la guía pedagógica y el acompañamiento académico de la FESE quien funge como coordinador general del programa.

La organización del proyecto se estructuró de la siguiente manera: 3 profesores que fungieron como tutores. Cada tutor tuvo a su cargo 6 agentes de cambio, que a su vez tenía a su cargo la conformación de 3 equipos de trabajo. En total se integraron 18 equipos de trabajo.

Los recursos asignados implicaron la cantidad de $1,000 (mil pesos mexicanos) por cada equipo, que fueron desatinados como capital inicial para cada proyecto.

3.- Tercera fase: Coordinación con instituciones gubernamentales y educativas.

Para la selección de las escuelas participantes, se recurrió a la coordinación con instituciones gubernamentales como la Secretaría de Educación (SE) y el H. Ayuntamiento de Villa de Álvarez (HAVE). Las unidades sociales intervenidas fueron escuelas públicas de educación primaria. La SE y el HAVE brindaron el apoyo para facilitar el primer contacto con los líderes de las unidades sociales y buscar hacer deseable el propósito del proyecto, para de esta manera obtener su apoyo. Las escuelas fueron cuatro, ubicadas en las colonias de: El Tívoli, Real de Minas, Solidaridad y La Gloria.

Estas colonias son consideradas por las instituciones como de extrema pobreza, a pasar del gran potencial humano y comercial con que cuentan. Sin embargo, poco conocimiento de su realidad social y la demagogia de los programas públicos ha hecho que la sociedad civil se muestre poco interesada en sus problemas cotidianos. Esto ha hecho que la Universidad de Colima, a través de su Dirección General de Innovación y Cultura Emprendedora (DGIyCE) extiende una de sus líneas de acción, a este tipo de unidades sociales. Proyecto en el cual, el autor de este trabajo, ha participado activamente desde su inicio.

De esta manera, el propósito fue generar un modelo de intervención comunitaria más específico y apto para el desarrollo de proyectos emprendedores desde las perspectivas financiera, tecnológica y mercadológica, con un conocimiento de la comunidad a través de los grupos interesados en su propio desarrollo. Para lo cual, se determinó iniciar con un programa simple que desarrollara pequeños proyectos productivos que fueran entendidos por los infantes y apoyados por sus maestros y padres de familia.

Esta fase implicó la coordinación con la Secretaría de Educación (SE) del Gobierno del Estado de Colima, para seleccionar las escuelas primarias participantes de estas zonas marginales, para la implementación del Programa al que se denominó “Pequeños Emprendedores”. Donde participaron grupos escolares de 5°y 6° grado de educación básica.

Adicionalmente se realizaron entrevistas con ayuntamientos de la zona conurbada de Colima y Villa de Álvarez, con la   finalidad de presentar el proyecto y obtener mayor apoyo económico y logístico. Lo que derivó en la participación de 2 escuelas más de la ciudad de Villa de Álvarez.

Es importante señalar que esta coordinación se dio en un sentido de descendente, es decir “arriba hacia abajo”. A pesar de haber sido aceptada la presencia de los tutores y agentes de cambio en la comunidad para organizar los equipos y los cursos participativos, algunos(as) directores(as) de escuelas se mostraron renuentes debido principalmente a lo delicado del programa, toda vez que se trabajó con niños. Esta resistencia presente en los líderes de la comunidad se presentó como un factor no contemplado que retrasó el enfoque participativo del proyecto. Al respecto Brenner (2006) expone que este tipo de contratiempos se presentan de manera común en los proyectos de desarrollo comunitario, ya que a pesar del atractivo de los proyectos, su aplicación práctica enfrenta considerables dificultades precisamente por la falta de una visión holística de la realidad socio-cultural respecto a las partes interesadas en la intervención comunitaria. Sin embargo, una vez que se sensibilizó a los directivos y a maestros de los planteles se iniciaron los trabajos de con los grupos, los cuales estuvieron motivados por el interés de obtener ingresos adicionales.

Esto muestra que la relación de las comunidades marginadas con las instancias de poder, son señaladas por características de exclusión, resistencia y división interna. Lo cual plantea la búsqueda de alternativas a la conformación profundamente excluyente y desigual de esto tipo de comunidades. Esto requiere la reflexión de las pretensiones de inclusión y participación de las partes involucradas como los principales instrumentos de naturalización y legitimación de una acción participativa.

4.- Cuarta fase: Formación de equipos de trabajo, capacitación y comercialización

Con el desarrollo de los cursos de capacitación, hubo intercambio de conocimientos toda vez que la elección de los proyectos estuvo totalmente a cargo de los propios niños, quienes  determinaron lo que querían elaborar y comercializar.

Los talleres incluyeron los siguientes temas: planeación estratégica, mercadotecnia, administración de la producción y contabilidad. Es así, que la planeación de los proyectos, hasta su comercialización duró 2 meses.

Los productos que se desarrollaron, se pueden ubicar en los siguientes tipos de productos: productos artesanales; alimentos y golosinas; productos ornamentales para hogar y oficina; productos de belleza y cuidado personal; accesorios personales, entre otros.

Fue muy gratificante encontrar entre los niños participantes a verdaderos maestros de oficios, quienes elaboraron productos como bolsas tejidas con hilos de plástico o lámparas de bambú tallado. Quienes  desarrollaron totalmente los productos presentados.

Otros productos elaborados fueron los siguientes: cartucheras escolares con bolsas de papas fritas; macetas para plantas  ornamentales, elaboradas con botes de pet recicladas; manzanas forradas de miel, chamoy[4] o chocolate; llaveros elaborados con alambre; lámparas de ixtle[5]; gel para el pelo; panes y galletas horneadas; plátanos forrados de chocolate; cartucheras de tela; collares; pulseras; llaveros, entre otros productos.

Esto despertó el interés de los padres de familia, por la participación en el proyecto. Aunque no participaron de manera directa en la capacitación, si apoyaban a los niños en la lluvia de ideas para la elección de los proyectos, así como en la provisión de la materia prima y en la comercialización. Con ellos se estableció un plan de acompañamiento en la parte comercial.

Es importante resaltar, que el trabajo con los padres de familia no siempre fue cordial, sino que en los casos de algunos proyectos, hubo padres que pidieron una gratificación por apoyar en la elaboración de los productos o también por la venta de los mismos. En ambos casos, se habló con los padres y se les explicó la ausencia de gratificaciones individuales.

Esto muestra la carencia de recursos económicos, y también la cultura de apoyo comunitario, toda vez que fueron sus propios hijos quienes se beneficiaron de estos proyectos.

5.- Quinta fase: Evaluación.

Para la fase final, se presentaron los productos en 2 eventos: en el Jardín principal del municipio de Villa de Álvarez (V de A) y en la explanada del complejo administrativo del gobierno del Estado de Colima.

El primer evento se llevó a cabo el día 16 de octubre de 2014. En el jardín principal, el Presidente Municipal de esa ciudad, el M.C. Enrique Rojas, acudió a inaugurar la exposición y a fomentar el consumo.

En dicha exposición acudieron también ciudadanos y personal de la administración municipal, quienes realizaron compras de los productos de los expositores.

La segunda exposición se llevó a cabo en el complejo administrativo, se expusieron los productos ante el secretario de Fomento Económico del Gobierno del Estado de Colima, el Lic. Rafael Gutiérrez, y ante la Directora del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología del Estado de Colima, la Dra. Margarita Puente de la Mora.

La exposición de los proyectos finalizó con la clausura de la 20ª semana estatal de Ciencia y Tecnología.

Al término de este proyecto, los alumnos recuperar el capital inicial y en promedio generaron márgenes de un 20 a un 50% de lo invertido. Estas ganancias fueron repartidas entre los integrantes de los equipos y el capital inicial se destinó a las escuelas participantes para apoyo a la infraestructura o equipamiento escolar.

COMENTARIOS FINALES

La participación en esta intervención fue muy gratificante en términos de desarrollo humano y aprendizaje profesional. Tanto los tutores como los asesores estuvieron muy satisfechos de los logros alcanzados. En los caso de las comunidades los niños se mostraron tristes por el término del proyecto, toda vez que fueron casi 3 meses de contacto semanal entre asesores y niños.

En el caso de los padres de familia, algunos de ellos se acercaron con los tutores y asesores para solicitar información sobre el seguimiento a los proyectos, y verificar que tipo de apoyo podrían continuar recibiendo de parte de la universidad.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

  • Brenner, L. (2006), Áreas naturales protegidas y ecoturismo: el caso de la reserva de la biosfera Mariposa Monarca, México. Relaciones, vol. XXVII, núm. 105, pp. 237-265.
  • Cerrutti, M. y Binstock, G. (2009). Familias latinoamericanas en transformación: desafíos y demandas para la acción pública. CEPAL.
  • FESE. Consultado el 5 de septiembre de 2014. Disponible en: http://www.fese.org.mx/
  • Galeana, S. (1999). Modelos de promoción social en gMéxico. México: Plaza y Valdéz.


[1] “Uniones consensuales”, “uniones de hecho”, o “matrimonios sin papeles” suelen ser nombradas alternativamente.

[2] Consultado el 5 de septiembre de 2014. Disponible en: http://www.fese.org.mx/nav/quien.php

[3] Consultado el 5 de septiembre de 2014. Disponible en: http://www.fese.org.mx/programas/mpe.php

[4] Pasta agridulce con chile.

[5] Hilo reforzado elaborado a base de plantas de yute, y que se utiliza para amarrar artículos.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Pérez Cruz, Omar y González Sánchez, Renato: "Apuntes de intervención social desde la multidisciplinariedad. Experiencias en escuelas marginales de México" en Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo, enero 2015, en http://atlante.eumed.net/intervencion-social/

Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.