CULTURA ORGANIZACIONAL Y LAS UNIVERSIDADES TECNOLÓGICAS A TRAVÉS DE LAS ESTADÍAS PROFESIONALES

Resumen

Los estudiantes de las Universidades Tecnológicas, sufren al enfrentarse a las estadías profesionales, por tres razones principales:

1. El encuentro con un mundo desconocido que tiene su propia cultura organizacional, valores, lenguaje, usos y costumbres.
2. El que no existe en las organizaciones un análisis, descripción y un perfil de puestos, para estadías profesionales.
3. Que en las organizaciones la mayoría de las veces, no tienen ni idea para que fueron requeridos los alumnos de Estadías profesionales.

Las Universidades Tecnológicas y las Organizaciones tienen la responsabilidad de atender estas tres dificultades y darle una solución.

Las Estadías Profesionales durante el período en el cual el alumno de sexto (TSU) y decimo (INGENIERIA) cuatrimestre permanecerá en una empresa o en una organización pública o privada, bajo la tutela de uno de sus integrantes, y contando con la asesoría de un docente de las Universidades Tecnológicas, desarrollará un proyecto de investigación que se traduzca en una aportación de la misma.

Palabra clave: Cultura Organizacional, Universidades Tecnológicas, Estadías Profesionales, Valores, Normas

Abstract

Students of Technological Universities, suffer when faced with professional stay for three main reasons:

1. Encountering an unknown world that has its own organizational culture, values, language, and customs.
2. Which does not exist in organizations analysis description and job profile for professionals stay.
3. Organizations in most of the time have no idea that students were required professional stays.

Technological Universities and Organizations have a responsibility to address these three problems and give a solution.

The Professional stays during the period in which the sixth-(TSU) and tenth (ENGINEERING) Semester remain in a company or in a public or private organization, under the tutelage of one of its members, and with the advice of a teaching Technological University, will develop a research project that results in a contribution of the same.

Keyword: Organizational Culture, Technological Universities, Professional Stays, Values, Standards

Introducción

La cultura organizacional se ha definido como una suma determinada de valores normas que son compartidos por personas y grupos de una organización y que controlan la manera que interaccionan unos con otros y ellos con el entorno de la organización. Los valores organizacionales son creencias e ideas sobre el tipo de objetivos y el modo apropiado en que se deberían conseguir.

Los valores de la organización desarrollan normas, guías y expectativas que determinan los comportamientos apropiados de los trabajadores en situaciones particulares y el control del comportamiento de los miembros de la organización de unos con otros (Hill y Jones, 2001).[1]

Charles Handy(1978) plantea cuatro tipos de culturas organizacionales en dependencia de la importancia que para un sistema cultural tengan el poder, los roles, las tareas y las personas, y se vale de una apología con dioses mitológicos grecolatinos para designarlos:

Cultura del poder: se dirige y controla por personas clave desde un centro de poder ejecutivo (Zeus).

Cultura de los roles: se sustenta en una clara y detallada descripción de las responsabilidades de cada puesto de acción (Apolo).

Cultura de tareas: se apoya en proyectos que realiza la organización; orientada a la obtención de resultados específicos en tiempos concretos (Atenea).

Cultura de personas: basada en los integrantes de la organización (Dionisio).

Es posible distinguir otras categorías de sistemas culturales de acuerdo con la forma en que se manifiestan en las estructuras de análisis:

Fuertes o débiles, según la intensidad con que sus contenidos son compartidos, conocidos e impulsan la conducta cotidiana de los participantes.  Cuantos más fuertes sean los rasgos culturales, no sólo determinarán los modos de conducta de sus participantes internos, sino que también impondrán rituales y procedimientos a los integrantes de otras organizaciones contextualmente relacionadas.

Concentradas o fragmentadas, considerando la cantidad de unidades componentes de la organización, donde los sistemas culturales se alojan con más fuerte raigambre.

 

Tendientes al cierre/ hacia la apertura, según la permeabilidad del sistema cultural a los cambios en entorno, es decir, si la incorporación de ideas y tecnologías es legítima o clandestina, facilitada o entorpecida.

Autónomas o reflejas, considerando que sus pautas culturales sean producto de la singularidad, o por el contrario, de la imitación de algún modelo externo. Así hay corporaciones que intentan consciente o inconsciente emular a otros que son exitosos en su mercado.

El objetivo de esta  investigación es que  las organizaciones se den cuenta que en pleno siglo XXI, no se ha entendido que es una estadía profesional, pues los alumnos al incorporarse a una empresa u organización por la premura en tiempo, no se les involucran adecuadamente en las organizaciones y menos en la Cultura Organizacional de estas empresas.

La cultura en México, y los valores que ésta conlleva, profundamente arraigados en el inconsciente del mexicano, son fundamentales para la cohesión social y la preservación moral, ayudan a la convivencia humana cotidiana; éstos no pueden ser dejados a la entrada de la fábrica, de la oficina, del despacho, son introducidos en estos espacios junto con las personas, de ahí la importancia de ver su impacto en la organización.[2]

 

Dentro de los primeros, se encuentra la familia; que proporciona a los individuos lazos de confianza, responsabilidad, afiliación, apoyo emocional; y la religión católica, la cual ofrece consuelo, tranquilidad y una aceptación del destino (quizá este es un elemento muy importante para comprender la paz social, en medio de los cataclismos económicos y sociales, que ha vivido nuestro país a lo largo de su historia), es además una base social que da cohesión al grupo y permite se difundan los valores fundamentales que determinan la autoimagen del individuo su relación con los demás individuos del grupo social y con la naturaleza.

 

Eva Kras dice que las relaciones interpersonales son tan importantes en la cultura mexicana que es necesario analizarlas tomando en cuenta cuatro cosas:

 

1) La persona vs. La tarea

2) La sensibilidad emocional

3) La etiqueta

4) El ambiente laboral

 

Sobre el primer punto, o sea, la persona vs. la tarea, afirma que en los países altamente industrializados de le da prioridad a la tarea, y la persona es sólo un medio para realizarla, ésta puede ser sustituida, pero la tarea debe ser realizada siempre.

 

Para el mexicano esto es una deshumanización del trabajo que resta importancia al individuo, reduciéndolo a una herramienta, el trabajador mexicano necesita ser reconocido como una persona con conocimiento sobre la tarea que realizará.

 

El mexicano tiene una gran sensibilidad emocional, la cual tiene varias manifestaciones cuando se encuentra en una situación laboral, ejemplo de estas manifestaciones son sus ideas ingeniosas para resolver problemas en el proceso productivo; pero también como consecuencia de tal sensibilidad, suele tomar la crítica acerca del trabajo como una cuestión personal; ante esto último, los gerentes, administradores y en sí todos aquéllos que controlan y dirigen personal han desarrollado un arte sumamente sofisticado de diplomacia al tratar la crítica, para que el trabajador no se sienta atacado (Kras, 1991).

 

La etiqueta, entendida como una expresión de cortesía y consideración hacia los demás, es enseñada por la familia a los niños, y se espera que los pequeños sepan comportarse de acuerdo a normas preestablecidas y con especial respeto y consideración hacia las personas mayores y la autoridad. El ambiente laboral que busca el trabajador mexicano es aquel que sea amistoso y no conflictivo, donde no exista confrontación, ni competencia, si no encuentra estos elementos ni siquiera un buen sueldo lo retendrá en la empresa.

 

En México se le otorga un gran valor al individuo, el lugar de trabajo está estructurado sobre la realización personal del individuo, todo trabajo se organiza y delega a individuos.  Cada persona siente responsabilidad y lealtad hacia su jefe, pero muy poco interés lateralmente, a menos que se trate de un amigo.

 

Por lo antes mencionado, las Universidades Tecnológicas y la Organizaciones, tienen una responsabilidad social en cuanto a un cambio crucial, interno de las organizaciones.

La aparición de la Universidades Tecnológicas fue en el año de 1991, En México, las Universidades Tecnológicas fueron creadas con una triple finalidad.

  • En primer lugar, se intentaba descentralizar los servicios educativos superiores y favorecer a las comunidades marginadas.
  • En segundo lugar, se perseguía la ampliación y diversificación de la oferta educativa, brindando una formación acorde con la realidad socioeconómica y con las dinámicas de los diversos mercados laborales locales.
  • En tercer lugar, se procuró favorecer la vinculación entre la academia y el sector productivo, dando respuesta a las exigencias de una economía emergente, ávida de recursos humanos sólidamente preparados para llevar a cabo la innovación requerida a lo largo y ancho del país.

En su nombre llevan el signo con el cual se orienta la enseñanza impartida: universal e incluyente, y su vocación eminentemente práctica, dedicada al desarrollo tecnológico de las profesiones, medios y procedimientos industriales.

Las  Universidades Tecnológicas fueron creadas para  cubrir el sector más pobre del país y que todos los jóvenes de escasos recursos tuvieran la oportunidad de realizar estudios de nivel superior en un corto lapso de tiempo y poderse integrar al campo laboral dentro de su misma comunidad ya que una de las características fundamentales que tiene este modelo es la pertinencia de las carreras en el sector laboral; a principios de la década pasada se platearon los objetivos fundamentales de este modelo.

Para Las Universidades Tecnológicas es primordial ofrecer a los jóvenes que han concluido el bachillerato Estudios Rápidos E Intensos Que Les Permitan Integrarse En Un Plazo Corto Al Mundo Laboral O Seguir Cursando Los Niveles Educativos Posteriores.

Otro de los objetivos es ofrecer estudios con carácter polivalente y justificados por su pertinencia, que aseguren al Técnico Superior Universitario la facultad de desempeñarse con éxito dentro de una amplia gama de actividades productivas, así como estudios con calidad certificada a lo largo de las etapas del proceso educativo, lo cual estará reflejado en cada acción académica, cada práctica, cada intercambio personal y cada decisión tomada.

La calidad como meta a largo plazo fortalece la soberanía y perfecciona la democracia; es esencial para situar al país con una propuesta sólida en el concierto de las naciones.

En estas fechas la visión de la educación tradicional que tenían era la siguiente:

Por su visión a largo plazo y la duración de sus carreras, la educación superior tradicional ya no cumplía las expectativas de un número creciente de adolescentes que bien podría materializar sus aspiraciones académicas y laborales a través de un modelo de ciclos cortos e intensivos. Afortunadamente, el modelo educativo de las Universidades Tecnológicas se ha extendido por toda la geografía nacional, enriqueciendo la trama de una red que sin duda contribuye a dulcificar el rostro de la justicia social. Así pues, el gran reto es modernizar la educación para atender a las demandas de la sociedad, influir en el desarrollo nacional y propiciar una mayor participación de los distintos niveles de gobierno, con el fin de crecer de manera integral (universidades, población, iniciativa privada y Estado), privilegiando el aprendizaje a lo largo de la vida con un enfoque de educación continua.

La fortaleza de las Universidades Tecnológicas depende en gran medida del grado y la pertinencia de la vinculación que mantienen con el sector productivo y las comunidades del entorno. Concebidas para trabajar en estrecha convergencia con la sociedad en general y con las empresas en particular, las Universidades Tecnológicas deben contemplarse a sí mismas como un semillero de recursos humanos dotados de una sólida formación tecnológica que les permite comprender y asimilar los avances científicos propios de la modernización, un enfoque polivalente que facilita el tránsito al ámbito laboral y un espíritu emprendedor que, en muchos casos, los motiva a generar sus propias empresas.

Los Técnicos Superiores Universitarios habrán de distinguirse como profesionales responsables y creativos, autónomos y flexibles, preparados para ocupar puestos determinados dentro de un amplio espectro de especialidades basadas en un eje común; de ahí la importancia de promover el título como la cristalización de un saber y un saber hacer comprometidos con el desarrollo y la innovación.

Sin duda, el objetivo final de las Universidades Tecnológicas tiene que sumarse a la gran tarea nacional que se plantean los actores de la sociedad.

A partir de una realidad sumamente compleja y, en muchas ocasiones, contradictoria, las Universidades Tecnológicas tienen como misión coadyuvar en el combate a la desigualdad social, reflejada en la alta tasa de desempleo y la injusta distribución del ingreso y el patrimonio; para ello es preciso que se aboquen a acciones que contribuyan a mejorar sustantivamente los niveles de vida, preservar los recursos naturales tanto renovables como no renovables y el cuidado del ambiente por medio de una educación de calidad y trascendente.

Una de las características distintivas de las Universidades Tecnológicas es el adecuado equipamiento que está acorde al sector empresarial de la región, lo cual implica la pertinencia de las carreras en cada una de las universidades, ya que atienden necesidades locales. Sus programas educativos se sustentan en estudios de factibilidad macro y micro regional, oferta y demanda educativa y mercado laboral.

Los planes y programas de estudios tienen una vigencia de tres años y se revisan continuamente para actualizarlos en función a las necesidades del sector productivo. La vinculación Universidad-Empresa es una actividad fundamental para el desarrollo de estas instituciones, la cual se fortalece a través de visitas empresariales, la estadía de sus alumnos en los centros de trabajo y los servicios tecnológicos.

Existe en las Universidades Tecnológicas Reglamentos y Políticas que permiten a los asesores académicos dar seguimiento a los alumnos que están realizando su Estadía Profesional.

CAPÍTULO II

DE LAS ESTADÍAS PROFESIONALES

Artículo 6          Se entiende por Estadía al periodo durante el cual el alumno desarrolla un programa de actividades encaminadas a la ayuda o solución de alguna problemática del sector, o bien se incorporan a un proyecto previamente establecido por la Universidad y el sector. En ambos casos, deberá mediar la celebración de un convenio.

Artículo 7          En los convenios que al efecto se celebren con los diferentes sectores, se determinarán las condiciones a que se sujetarán las Estadías, sus objetivos y metas; así mismo, se especificarán las obligaciones que correspondan a ambas partes, respecto a su coordinación.

Artículo 8          El programa para la realización de las Estadías será el establecido por la Universidad a fin de completar la formación profesional de los alumnos en el campo laboral, en función del perfil de egreso definido en los Planes y Programas de Estudio.

Este programa, podrá ser desarrollado en forma individual o por un grupo de alumnos de la misma carrera o en forma multidisciplinaria, es decir por varios alumnos de diversas carreras.

Artículo 9          Las empresas o las instituciones del sector que suscriban convenios con la Universidad podrán proponer la realización de un Programa de Estadía, el cual será analizado y determinado por los Directores.

Artículo 10        A través de los programas de Estadía se procurará que los alumnos adquieran una experiencia básica que les facilite su plena realización en el ejercicio profesional.

CAPÍTULO IV

DEL REPORTE TÉCNICO

Artículo 18        Una vez concluida su Estadía, el alumno deberá presentar un Reporte Técnico del trabajo desarrollado que contendrá las experiencias profesionales adquiridas, durante el desarrollo de su programa.

Artículo 19        El Reporte Técnico de Estadía deberá contener como mínimo los siguientes rubros:

Portadilla;

Índice;

Resumen (en Español);

Introducción;

Programa y Cronograma;

Desarrollo de la Estadía;

Conclusiones; y

Bibliografía.

Artículo 20        Son rubros opcionales aquellos que puedan o no incluirse, según lo requiera la empresa o institución o bien la naturaleza del trabajo desempeñado durante la Estadía Profesional a saber:

Dedicatorias;

Resumen en Inglés (Abstract);

Marco Teórico;

Metodología;

Resultados y Discusión;

Glosario;

Anexos o apéndices; y

Memoria de Cálculo.

Artículo 21        Una vez aprobado el programa de actividades de la Estadía, sobre cuyo proyecto versará el Reporte Técnico, éste solo podrá cambiarse a solicitud del alumno, con la aprobación del Asesor Académico y del Director. En dicha solicitud, deberá justificarse ampliamente el motivo que impida continuar con el proyecto.

 

CAPÍTULO V

DE LOS ALUMNOS

Artículo 22        Sólo podrán ser seleccionados para participar en las Estadías aquellos alumnos que hayan cubierto en su totalidad los créditos académicos previstos en el Plan y los Programas de Estudio, vigentes en los cuatrimestres anteriores a la Estadía.

Artículo 23        Los alumnos seleccionados deberán contar con un seguro médico facultativo y cubrir a satisfacción todos los requisitos previstos por el Departamento de Servicios Escolares.

Artículo 24        Los alumnos que por sí mismos seleccionen la empresa o institución para realizar su Estadía, presentarán los programas para su aprobación. Estos últimos deberán cumplir con el objetivo de realizar actividades que le permitan conocer, en el mismo centro de trabajo, los procesos relacionados con su estadía.

Artículo 25        Son derechos de los alumnos:

Ser elegidos de acuerdo con lo previsto en este Reglamento para participar en los programas de Estadías;

Que sea recibido por la Dirección de la carrera de que se trate, en su caso, el programa de actividades a realizar durante su Estadía,  para su estudio y aprobación;

Solicitar cambio de Estadía cuando se presentare alguno de los siguientes casos:

Cuando se desarrollen actividades diferentes al programa de Estadía.

b)   Si el alumno es objeto de acoso sexual.

v  Si está en riesgo su salud.

v  Si existe paro de labores (parcial o definitivo) en el Sector.

v  En caso de que haya un cambio de domicilio del Sector.

v  Alguna otra causa, no imputable al alumno, de la empresa o institución.

Los demás que se deriven de las disposiciones de este Reglamento y de otros ordenamientos aplicables.

Artículo 26        Son obligaciones de los alumnos:

Sujetarse a las disposiciones del presente Reglamento y respetar las que rijan en la empresa o institución, para procurar el buen desarrollo de su estadía;

Asistir con puntualidad al desarrollo de su Estadía de acuerdo con el calendario  y horario establecido;

Portar su credencial de estudiante durante su permanencia en la empresa o institución y exhibirla como identificación cuando le sea requerida;

Cumplir en forma ininterrumpida con el programa de su Estadía, a fin de alcanzar sus objetivos y metas;

Observar una conducta ética y profesional durante el desarrollo de su Estadía;

Acatar las instrucciones de los asesores académicos, industriales o institucionales;

Hacer uso adecuado de las instalaciones, equipo y material de trabajo que se le proporcionen durante el desarrollo de su Estadía;

Cumplir con las medidas de seguridad e higiene  vigentes en la empresa o institución,  para prevenir riesgos de trabajo;

Entregar oportunamente al Asesor Académico, los reportes mensuales  y al final de la Estadía, la memoria correspondiente;

Abstenerse de divulgar, por cualquier medio de difusión, información relacionada con los aspectos técnicos y recursos materiales que estén protegidos como propiedad industrial; Elaborar  bajo la dirección de su Asesor Académico, el Reporte Técnico durante el desarrollo de su Estadía; y Las demás que se deriven de las disposiciones de este Reglamento y de otros ordenamientos aplicables.[3]

Las Universidades Tecnológicas son organismos descentralizados de la administración pública estatal y cuentan con personalidad jurídica y patrimonio propio.

Su financiamiento recae 50% en el estado y 50% en la federación, pero también cuenta con recursos propios obtenidos de las cuotas de estudiantes, de los servicios tecnológicos y de la educación continua que las instituciones atienden. Su máximo órgano de gobierno es un Consejo Directivo, cuyo presidente es el titular de la Secretaría de Educación del Estado, y está integrado por representantes del sector educativo de los tres niveles: federal, estatal y municipal, así como de tres representantes de los sectores productivo y social de la región. El Subsistema inició con tres Universidades Tecnológicas; hoy día cuenta con 66 Universidades y 9 Unidades Académicas distribuidas en 27 estados.   A través de 17 años, el Subsistema creció y se vio fortalecido con las políticas, estrategias y líneas de acción de los Planes de Desarrollo 1995-2000 y 2000-2006. Actualmente, el Programa Sectorial de Educación 2007-2012, señala el camino que permitirá consolidar al Subsistema de Universidades Tecnológicas. [4]

De acuerdo a lo antes mencionado, podemos observar que la participación de las Universidades Tecnológicas está contribuyendo al desarrollo regional del País.

Metodología

El Método deductivo, permite analizar de forma general, de qué manera la Cultura Organizacional, Las Organizaciones y Las Universidades Tecnológicas han contribuido a que, al  término de la Estadía Profesional,  los alumnos logren con esta experiencia, integrarse como profesionales en las Organizaciones Mexicanas.

Resultados

Durante la Estadía Profesional el estudiante se integra a las problemáticas de la organización, a la vez que completa su formación laboral, aporta nuevos enfoques a las prácticas usuales y contribuye con su trabajo al mejoramiento de la Cultura Organizacional.  Sin embargo para que se pueda ayudar  a las Organizaciones a que realmente se de una Cultura Organizacional se requiere que la organización tenga correctamente identificado:

  1. Identificación de los problemas y/o selección de oportunidades.
  2. Identificación y análisis de las causas de los problemas.
  3. Determinación, diseño e implantación de las soluciones.
  4. Seguimiento, control y aseguramiento de los resultados obtenidos.

Lo anterior debería ser lo primordial para los directivos de las organizaciones, sin embargo no lo es, pues  la mayoría de las veces,  lo que realmente necesitan los directivos, es personal para la organización los  cuales no devenguen un salario y no se les otorgue prestaciones.

Cuando el alumno de estadía llega a la organización se encuentra con:

  1. Que si a sus trabajadores nunca le dieron inducción a esta, menos se la van a dar a él.
  2. Que si a sus trabajadores nunca le entregaron un manual de procedimientos, tampoco lo conocerá el alumno de estadía.
  3. Que si no hay descripciones de puestos para los trabajadores, no se van a preocupar por que los alumnos de estadía tenga uno.

Como podemos observar es importante crear una Cultura Organizacional que permita el crecimiento de los alumnos de Estadía  Profesional en las organizaciones y su vida profesional.

Conclusiones

Es de vital importancia que gobierno, organizaciones y las Universidades, se reúnan y creen, una Cultura Organizacional, que vivan los alumnos de Estadía Profesional y  que cuente con:

  1. Valores, lenguaje, usos y costumbres.
  2. Que las organizaciones, cuente con análisis, descripción y  perfil de puestos, para los alumnos de estadías profesionales.
  3. Que exista personal calificado cuando se requiera alumnos de Estadía Profesional.

Por qué tanto requisito, si lo que se necesita en este país es que se dé oportunidad a los alumnos, para que realice su Estadía Profesional; la respuesta es que mientras no se le dé la importancia a la capacitación y experiencia que el alumno de estadía profesional obtiene mediante estos proyectos en las organizaciones, el país no avanza y seguimos planeado sin llegar a ninguna solución, se necesita el involucramiento de todos, si en verdad queremos hombres y mujeres del siglo XXI.

Bibliografía.

Bretones, F. D. y Mañas, M. A. (2008). La organización creadora de clima y cultura. En M.A. Martín. y F. D. Bretones, Psicología de los grupos y de las organizaciones. Madrid: Pirámide. pp. 69-92.

Bretones, F. D. y Silva, M. (2009). Cultura, sociedad, educación y comportamiento emprendedor. En F. D. Bretones (coord.) Comportamiento emprendedor en el ámbito universitario: personas y sociedad. Granada: Editorial de la Universidad de Granada. pp. 93-109.

Kras, Eva. (1991) “La administración mexicana en transición”. Grupo Editorial Iberoamérica México.

Rodríguez -Estrada y Ramírez-Buendía. Psicología del Mexicano en el trabajo. Edit. Mc Graw-Hill, México, 1992.

Villa, L y Flores-Crespo, P (2002) “Las Universidades Tecnológicas Mexicanas en el Espejo de los Institutos de Tecnología Franceses”. Revista Mexicana de Investigación Educativa, VII (14), 17-49

Uttecamac. Edu.mx

icabrera@vts.edu.mx



[1] Bretones, F. D. y Mañas, M. A. (2008). La organización creadora de clima y cultura. En M.A. Martín. y F. D. Bretones, Psicología de los grupos y de las organizaciones. Madrid: Pirámide. pp. 69-92.

 

[2]Kras, Eva. (1991) “La administración mexicana en transición”. Grupo Editorial Iberoamérica México.

 

[4]Villa, L y Flores-Crespo, P (2002) “Las Universidades Tecnológicas Mexicanas en el espejo de los institutos de tecnología franceses”. Revista Mexicana de Investigación Educativa, VII (14), 17-49

 

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Colin Azahar, Noemi,Castro Cruz, Georgina Elena y Rivera Macedo, Miguel: "Cultura organizacional y las universidades tecnológicas a través de las estadías profesionales" en Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo, junio 2014, en http://atlante.eumed.net/cultura-organizacional/

Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.