INFLUENCIA DE LA COMUNICACIÓN INTERNA EN LA GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO Y APRENDIZAJE

Resumen

La comunicación debe ser considerada como una estrategia en la gestión del conocimiento y el aprendizaje al interior de las aulas en las instituciones de educación superior, ya que su influencia es mayor a lo que se piensa. La comunicación es un proceso natural e indispensable entre los seres humanos que ha ido evolucionando junto con este frente a los cambios dados en todos los contextos de desempeño y relación entre los mismos. No existe un ámbito en el cual no sea indispensable comunicarse. Por muchos años la comunicación al interior de las organizaciones se daba de manera espontánea, casual e informal, en el mejor de los casos a través de formalismos que respetaban el orden jerárquico de las organizaciones. La comunicación en los últimos años ha sufrido variaciones no solo en cuanto a la comunicación periodística y de los medios de comunicación masivos los cuales resultan familiar para muchos, sino también en los estilos y medios de comunicación al interior de las instituciones lo cual ha llevado a que se incluyan áreas especializadas en el tema tales como: el departamento de relaciones públicas, departamento de publicidad, asociación de directivos de comunicación, dirección de relaciones externas e internas y otros. La evolución que ha experimentado el sector de la comunicación es evidente y un gran número de organizaciones han señalado la importancia de integrarla en sus planes corporativos como una de las estrategias para alcanzar objetivos claves para la empresa en la relación con sus grupos de interés al interior y exterior. La comunicación interna es vital, es necesario que se pase de una comunicación informal e improvisada a una comunicación profesional y direccionada, que sea dirigida por personas capacitadas que puedan transmitir la ideología y de esta manera disminuir los rumores, malos entendidos, que impiden el progreso. En el caso particular de las Universidades, éstas quizá han sido las últimas en sumarse a darle a la comunicación institucional tanto interna como externa la importancia que tiene que permita alcanzar óptimas relaciones en la gestión interna como la proyección de la imagen que se quiere brindar a la comunidad. Siendo las universidades, instituciones de educación cuya misión es la formación de profesionales que van a tomar el rumbo y responsabilidad del presente y futuro en todas las áreas de desempeño, se vuelve indispensable manejar una buena y sana comunicación educativa que favorezca el proceso de enseñanza- aprendizaje, más aún cuando las aulas se convierten en espacios de continuo intercambio, lo cual permite recrear los significados y significantes propios de los alumnos y los docentes, además de contribuir al desarrollo de la personalidad de los participantes. La organización educativa deberá construir un sistema de comunicación interna estratégico para alcanzar sus objetivos institucionales pero principalmente para a través de los métodos y técnicas de enseñanza empleados por los docentes, se gestione el conocimiento y el aprendizaje con resultados a largo plazo, también será de suma importancia determinar el tipo de relaciones que se propende en la interrelación entre profesores- estudiantes y entre estudiantes- estudiantes.

Palabras claves
Comunicación, comunicación interna, estrategia, gestión del conocimiento, aprendizaje.

Abstract
Communication should be seen as a strategy of knowledge management and learning within classrooms in higher education institutions, since its influence is greater than you think. Communication is a natural and indispensable process between humans has evolved with the face of changes given in all contexts of performance and relationship between them. There is an area which is not indispensable to communicate. For many years the communication within organizations was spontaneous, casual and informal way, in the best case through formalisms that respected the hierarchy of organizations. Communication in recent years has varied not only in terms of journalistic communication and mass media which are familiar to many, but also in styles and media within the institutions which has led to specialized areas that are included in the theme such as the department of public relations, advertising department, association executives of communication, address external and internal relations and others. The evolution experienced by the sector of communication is clear and a large number of organizations have highlighted the importance of integrating it into their corporate plans as one of the strategies to achieve key objectives for the company’s relationship with its stakeholders within and outside. Internal communication is vital, you must pass an informal, impromptu communication to a professional and directed communication that is directed by trained people who can convey ideology and thus reduce the rumors, misunderstandings, impeding progress . In the case of universities, they have perhaps been the last to join give both internal and external corporate communication the importance that achieves optimal relationships in internal management as the projection of the image you want to give the community. As universities, educational institutions whose mission is to train professionals who will take the direction and responsibility of the present and future in all areas of performance, becomes indispensable handle a good and healthy educational communication that favors the process of teaching learning, especially when classrooms become spaces of continuous exchange, which recreates own meanings and signifiers of students and teachers, and contribute to the development of the personality of the participants. The educational organization should build a system of strategic internal communications to achieve their corporate goals but mainly for through methods and teaching techniques employed by teachers, knowledge and learning with long-term results is sought, will also be of paramount important to determine the type of relationships that tends in the relationship between students and between students-teachers-students.

Keywords
Communication, internal communication, strategy, knowledge management, learning.

INTRODUCCIÓN 

La comunicación, es un proceso social que se realiza diariamente, de una forma natural que implica la interacción y la puesta en común de mensajes significativos a través de diversos canales y medios para influir, de alguna manera, en el comportamiento de los demás y en la organización y desarrollo de los sistemas sociales. Sin la comunicación, no existirían los grupos humanos y las sociedades. 

La comunicación interna siempre ha existido pero es a partir de los años 90 que comienza a cobrar mayor importancia, siendo en la mayoría de las instituciones el departamento de recursos humanos y/ o de marketing quienes  regulan y dan el debido seguimiento, aunque lo óptimo sería que exista un  departamento exclusivo que vele por el buen manejo de la comunicación, lo que se llama Dirección de Comunicación o Dirección de Comunicación Corporativa (DIRCOM). En la actualidad se ha constituido en una variable clave para quienes dirigen a las organizaciones y su finalidad principal es satisfacer las necesidades de los trabajadores y el logro de sus objetivos. Dentro de este proceso las entidades empresariales fueron las primeras en darle la importancia necesaria a la comunicación interna y de acoger sus beneficios, a diferencia de las Universidades que se demoraron más en su incorporación e incluso algunas aún no participan activamente de este proceso.

Para que exista una comunicación interna armónica deben los estamentos y los procesos de comunicación estar en concordancia con la misión y visión institucional, lo que permite mantener una sólida identidad, de esta manera lo importante no es tanto disponer de herramientas, sino cómo darle el uso adecuado y generar la dinámica y la cultura de la comunicación interna que enriquezca multidireccionalmente a todos los involucrados en  la organización. Y es esta evolución de la comunicación que conlleva al incremento de competencias, a una visión universal y de un talento humano profesional y responsable con preparación de calidad.

Cuando el enfoque se dirige a la comunicación en las aulas, el tema sigue siendo complejo y delicado. La realidad es que existe una gran preocupación acerca de la carencia de estrategias comunicativas al interior de las instituciones universitarias, existen los canales, pero hay una mala o una sub utilización de las mismas, lo que genera lentitud en los procesos y en las acciones, así como en el retardo de las respuestas y un importante nivel de desinformación, y esta problemática es común en muchas universidades de Latinoamérica.

La enseñanza es una profesión que se basa en dos pilares principales, la transferencia de conocimientos y la comunicación entre educandos y educadores. Estos procesos se desarrollan juntos y pueden tomar distintas modalidades acorde a las estrategias empleadas. Con frecuencia los docentes se preocupan por su actualización continua a nivel de formación académica, pero poco se cuestionan sobre la manera en que se comunican con los estudiantes. Y es allí donde nacen las interrogantes ¿Cómo el profesor puede interactuar con los alumnos a partir de los contenidos  de su disciplina? ¿De qué manera los docentes pueden comunicar efectivamente? ¿Por qué los estudiantes en algunas ocasiones no comprendieron la explicación dada por el maestro? ¿Por qué los educandos sienten que pierden el tiempo en clases?, ¿Por qué piensan los estudiantes que la información que reciben en el aula es igual que leer un libro?, estas y otras inquietudes cotidianas son las que se presentan continuamente en el Sistema Educativo ecuatoriano.

El presente ensayo tiene como objetivo hacer conciencia de la importancia y trascendencia de lograr una comunicación  interna óptima en las Universidades latinoamericanas y entre ellas las ecuatorianas, haciendo énfasis en la realidad dentro de las aulas; interacción maestro-estudiante.

 

DESARROLLO 

  1. 1.      LA COMUNICACIÓN 

La comunicación se ha convertido en un elemento estratégico en la gestión de empresas e instituciones, más aún en este mundo globalizado, competitivo y cambiante, donde ya no existe problema de escasez de información sino más bien un exceso de la misma, y es ahí donde se debe manejar con criterio el análisis de cuál aporta o no, de acuerdo a la situación, por lo antes expuesto la función informativa que cumple la comunicación se relaciona con su papel en la toma de decisiones proporcionando la información para identificar y evaluar las opciones o alternativas.

Existen muchos conceptos de comunicación, y varían de acuerdo al autor, esto ha llevado a demostrar “que cada uno de nosotros suele entender por comunicación cosas diferentes, y lo que es más grave, cosas diferentes que sirven para resolver cuestiones y problemas también diferentes” (Pérez, 2001:419). “La comunicación en las organizaciones para la mejora de la productividad. El uso de los medios como fuente informativo en empresas e instituciones” (Gómez, 2009)

Hay más de 48 tipos de modelos de comunicación diferentes, todos tienen sus ventajas y desventajas, pero es la organización la que decide en base a su cultura organizacional, su ideología, cual es la más adecuada para sus intereses. En realidad dentro de las instituciones se manejan algunos modelos a la vez, depende de la situación, las áreas y el contexto. Así también existen diversos canales e instrumentos de comunicación que pueden ser orales, escritos, electrónicos, como son: reuniones, talleres, estatus, foros, jornadas, eventos, cartas, notas, buzón de sugerencias, encuestas, correos electrónicos, cartelera, folletería, entre otras, pero el éxito es manejarlas adecuadamente y sacar ventaja de una comunicación armónica y efectiva que permita el progreso de la entidad. Una buena comunicación genera motivación en los estudiantes, por lo que es necesario que el aprendizaje se alinee al entorno y el encargo social.  

1.1 Comunicación Externa e Interna

Dentro de las organizaciones existen dos tipos de comunicaciones: interna y externa, cuya diferencia radica en el público objetivo. La comunicación externa nace de la necesidad de la empresa por mantener diálogos continuos con el público fuera de la institución, como son los proveedores, medios de comunicación, comunidad, entre otros; para mantener o mejorar sus relaciones con ellos, proyectando una imagen positiva que permita promover los productos o servicios de su portafolio. La comunicación  interna está orientada a los colaboradores de las instituciones cuyo objetivo es servir a la gestión actuando como instrumento facilitador; ambas son importantes y están relaciones entre sí.

La comunicación interna es un eje central en las entidades y tiene como principal objetivo contribuir al logro de los resultados organizacionales, fortalece la identificación de los colaboradores con la empresa proporcionándoles información relevante suficiente y oportuna reforzando su integración y generando en ellos una imagen favorable de la organización, consolidando la satisfacción del cliente interno. También hay que resaltar que la comunicación interna cuenta con algunos objetivos, funciones y flujos, así como también se diseña en algunos tipos y cuenta con una serie de elementos que la conforman. (Andrade 2010)

La efectividad del proceso de la comunicación interna es importante porque las habilidades para la comunicación pueden permitir aprovechar la amplia gama de talentos, también las políticas de comunicación apoyan y promueven todas las acciones comunicativas internas y externas. Si dentro de los estamentos se encuentra trabajando un personal comprometido y a gusto con lo que hace, esto traerá como resultado un buen trato con el cliente externo que permite llevar una relación sostenida y futura.

Hay una relación estrecha entre comunicación interna y la dirección de las organizaciones, la cultura corporativa y la comunicación externa. El máximo objetivo de la comunicación interna es servir a la gestión actuando como instrumento facilitador de la misma. Definir una estrategia o un plan de comunicación interna debe ser el eje vertebral de las actuaciones, para lo cual es necesario definir el objetivo, analizar el público interno y definir el cómo se va a comunicar.

Es necesario mantener un equilibrio entre la comunicación interna y externa, pero en ocasiones existe un desbalance que hace que los empleados conozcan temas de la empresa por medios externos, en vez de conocer la información directa de la fuente principal. Las consecuencias de este desequilibrio se tornan evidentes al producir  problemas de clima laboral, fruto de mensajes distorsionados, en los que la confianza y relación colaborador – empresa se debilita poco a poco y el tan ansiado “tener la camiseta puesta” se vuelve una simple utopía.

Sin embargo, esta realidad no es exclusiva  de las empresas, las instituciones de educación, como toda organización, se ve afectada por los desequilibrios  generados por una inadecuada comunicación interna  y externa. A nivel administrativo por ejemplo, un correcto flujo de información entre directivos y cuerpo docente es vital ¿por qué?, la respuesta es simple, ¿cómo lograr  un esfuerzo conjunto que tribute hacia una filosofía institucional sólida, comprometida con la generación del conocimiento si no conocemos e interiorizamos los porqué de las acciones que se  realizan?, al parecer en ocasiones se olvida que  las organizaciones, no están constituidas únicamente por máquinas a las cuales instalar programas ejecutables, las organizaciones las construyen las personas y como tales precisan de comprensión, de dar significado a sus acciones; significado que da potencia e impulso a sus actos. Solo una vez que esta  columna vertebral (directivos- cuerpo docente) está sólidamente constituida y comprometida,  entonces sí  el sistema como tal funciona y empuja a cumplir los tan ansiados objetivos propuestos.

El ser de todo centro educativo es básicamente el generar aprendizaje, el enfoque desde el cual se trabaje casa adentro depende por supuesto de la filosofía institucional instaurada, pero instalar esta cultura depende indudablemente de una adecuada comunicación interna.  Las bases que permitirán generar ese conocimiento a nivel universitario, queda entonces en las manos del docente, que bajo una óptica congruente se esfuerza por lograr en el  aula  de clases que sus alumnos superen las expectativas del perfil que como universidad se planteó para él. Ser no parecer! la tarea docente , siempre es un reto, pero  no por ello una meta inalcanzable, si por medio de la comunicación se logra articular un sistema sólido que permita llegar al fin único de generar aprendizaje. 

  1. 2.   COMUNICACIÓN EN LAS AULAS 

Hace algunas décadas que el proceso de enseñanza dejó de verse solamente como un asunto exclusivamente psicopedagógico, para comenzar a considerarlo también como un proceso comunicativo. Esta visión significó la consideración de variables de naturaleza socio y psicolingüística, como la competencia comunicativa de estudiantes y profesores, los patrones sociales de participación en un evento comunicativo como una sesión de clase y las reglas de intercambio conversacional con roles de participación claramente establecido. El aula se plantea como un escenario para desarrollar una situación de diálogo que busca lograr los aprendizajes, donde el docente asume el papel de actor protagonista que guía el aprendizaje de los estudiantes. Cabe señalar que la comunicación en el aula se refiere al proceso mediante el cual se puede transmitir información de una entidad a otra, lo cual sirve de medio para posibilitar y generar confianza, efectividad, respeto y bienestar, y finalmente se constituye en clima de aula. Por lo tanto, las claves de una comunicación eficaz en el sala de clases requiere de un clima de aula también propenso para establecer “relaciones de confianza, de planificadas actividades comunicativas y de facilitar la comprensión de los mensajes” (SANZ PINYOL, 2005; 40).

Refiriéndose a las Universidades hay que enfatizar que brindan un servicio público decisivo como es la educación superior. Dentro de las mismas tienen dos grandes públicos: la comunidad de estudiantes y profesores. La finalidad de este último es formar alumnos críticos para incluirlos en el mercado laboral con altos valores, sólidos conocimientos y respetando el medio ambiente. Pero este objetivo se va a alcanzar siempre y cuando   se logre generar un verdadero aprendizaje significativo en el alumno, haciendo que éste no solo actúe como una “mente repetidora”, es decir que hay procesos de enseñanza que obstaculizan el aprendizaje, que consideran la enseñanza como la transmisión textual de un conocimiento que promuevan aprendizaje por memorización que se fundamenta en los modelos tradicionales; sino más bien,  que  se logre  un nivel de comprensión  tal que posibilite no solo aplicar la teoría a la práctica, sino tomar  la teoría como punto de partida, comprenderla, relacionarla y potenciarla,  todo ello  sin perder de vista el contexto  y las consecuencias de sus acciones. Cosas imposibles de lograr sin  una comunicación sólida que contemple la integralidad en el proceso de  generar aprendizaje. Actualmente hay una aprobación a la necesidad de implementar un “modelo constructivista de enseñanza” porque es el que justifica una forma de comunicación adecuada. Por tal motivo las estrategias comunicativas que favorecen una enseñanza constructivista son las que permiten interactuar a partir de los significados que se le dan a los mensajes tanto los educandos como los educadores, lo que significa que se espera algo del otro.

Según Mc. Craskey et ál (2006) proponen 4 dimensiones para la descripción del comportamiento comunicativo de los profesores: a) el grado de claridad de las expresiones producidas por el profesor, b) su grado de cercanía psicológica con los estudiantes c) su grado de asertividad o control activo de contenidos y acciones de la clase, y d) el grado de receptividad frente a los intereses y necesidades de los estudiantes.

Manejar una buena comunicación en el aula y dar clases no es tarea sencilla, en algunas ocasiones los docentes piensan que a pesar de la dedicación que ponen en preparar una clase los alumnos siguen sin comprender lo que explican, que no escuchan, que interpretan mal o que no leen bien las consignas. Sienten que hablan un idioma diferente o simplemente hablan a la pared y que los estudiantes no tienen un verdadero interés y un compromiso. Por otra lado los alumnos suelen comentar entre sus compañeros que no entendieron la explicación del profesor, que habla muy rápido, que utiliza palabras raras, que la materia actual no tiene relación con la anterior, o que es una simple repetición de lo antes visto, creen que no hay necesidad de ir a clases porque todo está en el libro y solo cuestión de leer para aprender, no les gusta preguntar porque consideran que es en vano hacerlo ya que todos los docentes contestan lo mismo. La realidad es que para generar el aprendizaje se necesita que tanto el profesor como el alumno se encuentren comprometidos, motivados y que manejen una comunicación efectiva.

Lo antes expuesto evidencia que comunicarse bien, es una competencia en la que hay que formarse. Lo que significa que la eficacia de un docente no radica únicamente  en la mucha información de la disciplina sino en ser capaz de generar un ambiente favorable. Es decir que para que se dé una comunicación efectiva docente-alumno hay que cumplir con algunos parámetros, como es emitir mensajes claros que no se presten a confusión, mantener una empatía con los estudiantes, de esta manera pueden identificarse mejor con ellos y crear un nivel óptimo de confianza. El docente debe conocer acertadamente de su disciplina lo que le permite dominar el tema y finalmente contextualizar los contenidos a lo que en realidad demandan las necesidades del público; es la suma de todos estos aspectos lo que permitirá manejar una comunicación productiva en las aulas.  

2.1 Gestión del conocimiento y el aprendizaje

La gestión del conocimiento describe los esfuerzos organizativos dirigidos a asegurar que el capital intelectual se encuentra en continuo movimiento -bien sea a través de su despliegue, amplificación, venta o compartición- y que además, genera resultados organizativos superiores a los obtenidos por las empresas competidoras. En este sentido, una característica esencial del capital intelectual es que únicamente genera valor para la empresa cuando se emplea de modo efectivo. (Seeman et al., 2000).

La Educación para que tenga la efectividad necesaria debe estar en contacto con la realidad social, por lo que la tecnología y la comunicación se han incluido en el ámbito educativo como medio de estímulo para el alumnado, incrementando su motivación e implicación en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Asimismo, la proliferación de la información y el crecimiento de la base de conocimientos lleva a la necesidad de un proceso que permita filtrar tanto la información como el conocimiento, y a este último, de organizarlo, catalogarlo, indexarlo y estructurarlo para facilitar el acceso rápido, fácil y eficaz al mismo desde el ángulo educacional.   (Romero Ortiz, 2012)

La interacción comunicativa es la forma en la cual los profesores ponen en acción el syllabus planificado y crea las situaciones para que los estudiantes interactúen con el conocimiento, permitiéndoles el acceso a contenidos que solos no podrían abordar. Por tal motivo si se maneja una adecuada comunicación en las aulas por parte del profesor, esto generará una efectiva gestión de conocimiento y aprendizaje.

El docente debe ser capaz de enfrentar los desafíos de la organización del conocimiento y los saberes; comunicándose e interactuando en equipos colaborativos creando comunidades de aprendizaje. Es decir puede ser capaz de generar gestión de conocimiento y aprendizaje, cuando se toma en cuenta en el proceso aspectos importantes como conciencia del entorno, diálogo de saberes, proyecto de vida, trabajo en equipo colaborativos, pensamiento crítico y creativo, integración del conocimiento y capacidad de asombro en la búsqueda de la verdad, basado en una comunicación efectiva.

Chiavenato, en su texto Administración de Recursos Humanos, hace referencia al capital intelectual  dentro de una organización y al respecto describe que éste básicamente implica tres grandes grupos: capital interno, capital externo y capital humano. El capital humano, en su particularidad engloba los talentos (esas personas dotadas de competencias, habilidades y conocimiento), la organización  del trabajo y  el comportamiento en el mismo. Si hablar de gestión del conocimiento  refiere a los esfuerzos organizativos dirigidos a asegurar que el capital intelectual se encuentre en continuo movimiento y si éste únicamente  genera valor para la empresa cuando se emplea de modo efectivo, entonces  es parte de la responsabilidad  docente el asegurar  que  aquellos que se encuentran formativo, realmente puedan sumarse al mercado laboral como un capital  humano adecuado, capaz de generar una verdadera diferencia. Es decir, gestionar el conocimiento en las aulas no solo es  lograr perpetuar la aplicación de las teorías comprobadas

CONCLUSIONES 

  • La efectividad de la comunicación se basa principalmente en definir los objetivos a alcanzar, a que público se dirige, que herramientas o canales se va a utilizar, teniendo claro estos aspectos, se logrará lo planteado.
  • Es importante manejar políticas de comunicación que apoyen y promuevan las acciones de la comunicación interna y externa.
  • Una buena gestión de la comunicación interna debe alcanzar un objetivo básico, que es cubrir las necesidades de comunicación que presentan los individuos que forman parte de una organización.
  • El movimiento de transformación en las Universidades de Latinoamérica, trae una cultura nueva cuyas características son: enseñanza sistemática entre asignaturas y carreras a través de proyectos integradores; mallas curriculares  donde sus ejes transversales sean la investigación y la vinculación con la comunidad; formación en valores tales como la integridad, solidaridad y búsqueda permanente de la excelencia en todo lo actuado, con apertura al cambio y mejora permanente; inversión de tiempo y recursos; y finalmente equipos de trabajo multidisciplinarios y para esto hay que manejar adecuadamente la comunicación para que sea el instrumento de integración de estas aristas. 
  • Dentro de la comunicación se toma en cuenta aspectos como el contexto situacional, es decir el lugar donde se genera, el aspecto lingüístico, que está orientado a los códigos expresados por los alumnos y docentes, y que originan formas de hablar y procesos interpretativos. 
  • En el contexto mental que se refiere a términos culturales y sociales, es la integración de estos aspectos que permitirán una comunicación de calidad, que está vinculada directamente con el desarrollo que han alcanzado en los países en el mundo y es así como la educación se considera una de las estrategias de desarrollo social y económico.
  • Las Universidades no pueden dejar de lado a la comunicación interna en ningún momento, las exigencias de la educación son mayores, las Universidades Latinoamericanas están en pleno cambio, específicamente en Ecuador el cambio se está dando drásticamente en virtud de la búsqueda de la educación de calidad, y es estos cambios que demanda una comunicación continua y eficiente que permita manejar los cambios correctamente y no se vea como una amenaza sino como una oportunidad al éxito social.
  • Es fundamental una buena comunicación al interior de las aulas, que tiene como base la motivación, que permite mantener un buen clima y que da como resultado una gestión óptima del conocimiento  y por lo tanto facilita el inter- aprendizaje.
  • En este siglo las Tecnologías de la Información y la Comunicación son una realidad en la educación y es por eso que debe adaptarse a las características que demanda la sociedad actual y es allí donde el estudiante se convierte en agente activo y constructor de su propio aprendizaje, y confirma que es una necesidad la formación continua a lo largo de la vida y que si no participa activamente en el aula, quedará rezagado a las exigencias del mundo actual.

 

BIBLIOGRAFÍA 

Aguilar, A. (2006). La cultura organizacional o la cultura de las culturas. Global Medial Journal, 3(6).

Asamblea Nacional. (2008). Constitución de la República del Ecuador. Montecristi: Asamblea Nacional.

Banco Interamericano de Desarrollo. (2010). Ciencia, Tecnología e Innovación en América Latina y El Caribe. New York: División de Ciencia y Tecnología.

Chiavenato, I. (2009). Gestión del Talento Humano. Mexico: Mac Graw Hill.

CONEA. (2009). Evaluación de Desempeño Institucional de las Universidades y Escuelas Politécnicas del Ecuador. Quito- Ecuador: Mandato Constituyente No 4.

Consejo de Educación Superior. (2013). Reglamento de Régimen Académico de Educación Superior. Quito- Ecuador.

Ecuador Universitario. (2013). ecuadoruniversitario.com. Recuperado el 15 de junio de 2014, de Informe del CONEA como antecedente a la evaluación del Ceaaces: http://ecuadoruniversitario.com/opinion/informe-del-conea-como-antecedente-de-la-evaluacion-del-ceaaces/

Hernández, F. A., & Morales, H. M. (1997). Eficiencia Educativa. Guayaquil- Ecuador: Universidad de Guayaquil.

Información y Análisis de América Latina. (abril de 2012). INFOLATAM. Obtenido de http://www.infolatam.com/2012/04/01/investigacion-desarrollo-y-rankings-cientificos-para-america-latina-universidades-top/

López, E., & Miranda, M. J. (2012). Influencia de la Tecnología de la Información en el rol del profesorado y en los procesos de enseñanzañ aprendizaje. RED: Revista Iberamericana de Educación a Distancia, 10(1).

Muñoz, H. (08 de Agosto de 2013). Campus Milenio. Obtenido de http://campusmilenio.com.mx/index.php/template/opinion/item/532-cultura-institucional-universitaria-un-primer-acercamiento

Nuñez, J. (2009). La Ciencia y la Tecnología como procesos sociales: lo que la educación científica no debería olvidar. La Habana: Félix Varela.

Núñez, J. J. (2010). Conocimiento académico y sociedad: Ensayos sobre política universitaria de investigación y posgrado. La Habana: UH.

Organización Internacional del Trabajo. (03 de junio de 2013). www.organización Internacional del Trabajo.org. Obtenido de http://www.ilo.org/global/research/global-reports/world-of-work/2013/WCMS_214673/lang–es/index.htm

Redalyc. (junio de 2013). Red de Revistas de América Latina y el Caribe. Obtenido de http://www.redalyc.org/home.oa

SC Imag0 Journal. (2014). SCImago Journal and Country Rank. Obtenido de http://www.scimagojr.com/countrysearch.php?w=Latin%20America

Schein, E. (January de 1986). What you need to know about Organizational Cuture.

SENPLADES. (2009). Plan Nacional de Desarrollo del Buen Vivir 2009-2013. Quito- Ecuador: Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo.

SENPLADES. (2013). Plan Nacional de Desarrollo del Buen Vivir 2013- 2017. Quito- Ecuador: Senplades.

Servicios Editoriales Accemsum. (mayo de 2013). Accemsum. Obtenido de http://accensum.wordpress.com/asesoria-para-la-indizacion-de-publicaciones-periodicas/listado-de-revistas-latinoamericanas-indexadas-en-thomson-reuters-mayo-2011/

Tomás, M., Borell, N., Castro, D., Felxas, M., & Bernabé Dolours, F. M. (2010). La Cultura Innovadora de las universidades. Barcelona: Octaedro.

UNESCO. (2013). Situación Educativa de América Latina y el Caribe: Hacia la educación de calidad para todos al 2015. Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe. Santiago: Ediciones Imbunche.

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Pacheco Rodríguez, Miryam: "Influencia de la comunicación interna en la gestión del conocimiento y aprendizaje" en Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo, febrero 2015, en http://atlante.eumed.net/comunicacion-aprendizaje/

Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.