INCREMENTAR LA CALIDAD EN LA EDUCACIÓN: RETO DE LA FACULTAD DE COMERCIO Y ADMINISTRACIÓN DE TAMPICO

RESUMEN
La política educativa está orientada a mejorar la calidad de la educación superior. Para incrementar la calidad educativa en la Facultad de Comercio y Administración de Tampico (FCAT), nos cuestionamos ¿Mejorar la calidad educativa de sus programas de licenciatura y posgrado es un desafío para la FCAT? El objetivo general de la presente investigación: Explicar el panorama completo del proceso para incrementar la calidad educativa en la FCAT. Se utilizó el método analítico, partiendo del estudio de los conceptos emitidos por expertos en materia de calidad en la educación superior, para dar respuesta a la pregunta planteada. Para que la FCAT imparta y siga impartiendo educación de calidad en todas sus carreras y programas de estudio deberá: Ofrecer una enseñanza de calidad en todas las carreras que imparte, seleccionar a los estudiantes de nuevo ingreso, fortalecer la formación del docente e incentivar la investigación científica y tecnológica.
PALABRAS CLAVES: calidad educativa, acreditación, certificación, desafios de la educación, educación superior.

ABSTRACT

Educational policy is aimed at improving the quality of higher education. To increase the quality of education at the Faculty of Commerce and Administration of Tampico (FCAT), we question Enhance educational quality of its undergraduate and graduate programs is a challenge for the FCAT? The overall objective of this research: Explaining the big picture of the process to increase the quality of education in the FCAT. The analytical method, based on the study of the concepts expressed by experts in the field of quality in higher education, to answer the question posed was used. For the FCAT given and continue to provide quality education in all its courses and programs of study shall: Provide quality education in all careers offered, selecting new students, strengthen teacher education and encourage research science and technology.

KEYWORDS: education quality, accreditation, certification, challenges of education, higher education.

INTRODUCCIÓN

El siglo XXI, trae consigo una evolución en las comunicaciones, internet acortó las distancias, las redes sociales revolucionaron la forma de comunicarse, lo cual tomó por sorpresa a la sociedad. Por ello, es momento, qué las autoridades educativas utilicen los recursos tecnológicos en  favor de la educación.  Se debe acercar  la universidad a los jóvenes, a través de los medios tecnológicos que ellos utilizan a la perfección. De igual forma, se pueden utilizar plataformas en internet como blackboard o e-talent, para impartir educación virtual o a distancia. Es imperioso, que las autoridades educativas se planteen modificar los programas de estudio y el proceso de enseñanza-aprendizaje, para comenzar a utilizar la tecnología a favor de la educación y del aprendizaje de los universitarios.

La Facultad de Comercio y Administración de Tampico (en adelante FCAT) es una de las 25 facultades  de  la Universidad Autónoma de Tamaulipas, (en adelante UAT) tiene el desafío de impartir educación de calidad a todos los jóvenes, porque son el futuro del país.  Por tanto,  el Plan de Desarrollo Institucional 2014-2017 de la UAT  ha establecido las políticas para  proporcionar una educación de calidad, ya que la misión de la UAT es “formar profesionales con capacidad para competir en la sociedad del conocimiento, con un amplio sentido de pertenencia”.

La universidad necesita  de la colaboración de las autoridades educativas, administrativos, docentes, alumnos, para enfrentar el desafío de impartir  educación de calidad, sólo con la labor conjunta se podrán ver resultados a corto y mediano plazo, de lo contrario, los resultados los podemos esperar a largo plazo.

 

  ELECCIÓN DEL TEMA

 

La sociedad moderna enfrenta situaciones desconocidas para los administradores, directivos y docentes universitarios, sin embargo, esas situaciones, hechos y circunstancias han modificado la conducta de las nuevas generaciones, han multiplicado los conocimientos y transformado su hacer y pensar. Por consiguiente, es necesario, replantear los planes y programas de estudio, para que el estudiante universitario logre un aprendizaje significativo que le ayude a su crecimiento personal y por ende,   en su vida laboral.

La FCAT tiene el compromiso y la responsabilidad social de preparar a sus alumnos para que el día de mañana sean profesionistas competitivos a nivel nacional e internacional.

La elección del tema lo fundamentamos tres motivos:

Primero, comprender la importancia de incrementar la calidad de la educación en la FCAT, en el desarrollo económico, cultural y  social a nivel local y nacional.

Segundo, conocer las estrategias de enseñanza-aprendizaje que se deben aplicar para generar y  transmitir el conocimiento a los estudiantes universitarios.

Tercero, identificar las demandas del sector productivo, para adecuar los programas de estudio a las exigencias del mercado laboral.

 

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA 

El Estado mexicano hace  su mejor esfuerzo por mejorar la calidad educativa, al igual que  lo está haciendo la FCAT, por ello, la política educativa está orientada a mejorar la calidad de la educación superior. Encontramos cinco problemas para  mejorar la calidad educativa  en la Universidad.

Primero,  para que la educación cumpla con los estándares de calidad nacional e internacional, los alumnos deberán dominar el idioma inglés, algo difícil de lograr para los alumnos que no tienen conocimiento previo del idioma.

Segundo,  es necesario incrementar el número de  profesores doctores,  para lo cual se requiere de  mayor financiamiento federal y de apoyo institucional, además que, los resultados se verán a mediano y largo plazo.

Tercero, incrementar la oferta educativa de licenciatura y posgrado, además, debe  garantizar la  equidad  de oportunidades a todos los alumnos, para lo cual se requiere invertir en infraestructura.

Cuarto, lograr la internacionalización de la universidad, siendo necesario impulsar la movilidad de académicos y alumnos e incrementar la investigación científica y el desarrollo tecnológico.

Quinto, modificar el proceso de enseñanza-aprendizaje, por el de aprendizaje por competencias, para lograr el desarrollo integral del alumno.

Por la problemática que genera  el proceso para incrementar la calidad educativa  en la FCAT, nos cuestionamos: ¿Mejorar la  calidad educativa de sus programas de licenciatura y posgrado es un desafío para la FCAT?

Para responder la pregunta planteada,  es importante estudiar las distintas legislaciones nacionales, las declaraciones emitidas por los organismos internacionales en materia de política educativa, así como los diversos autores nacionales y extranjeros expertos en el tema de calidad educativa.

OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN

El objetivo general de la presente investigación: Explicar el panorama completo del proceso para incrementar la calidad educativa en la FCAT.

Los objetivos específicos propuestos fueron los siguientes:

  • Determinar las principales causas que motivan mejorar la calidad de la educación de los programas de estudio.
  • Explicar las dificultades que enfrenta la universidad, para lograr incrementar la calidad educativa.
  • Evaluar las decisiones de las autoridades universitarias de impulsar la calidad educativa de los programas de estudio.
  • Formular recomendaciones que ayuden a mejorar las políticas y para regular e impulsar la calidad de los programas licenciatura y posgrado.

 MÉTODO

  Se utilizó  el método analítico, partiendo del estudio de los conceptos emitidos por expertos en  materia de calidad en la educación superior, para dar respuesta a la pregunta planteada. Recurrimos al método explicativo para detallar el proceso de  la internacionalización de las universidades públicas y sus efectos jurídicos.

 FUENTES DE LA INVESTIGACIÓN

En la presente investigación se utilizó material documental sobre el estudio de la calidad de la educación superior, publicado por autores de reconocido prestigio nacional e internacional.  Analizamos la legislación nacional que reglamenta la educación superior: Constitución Política de superior y  la Ley General de Educación.

 

DESARROLLO DEL TRABAJO

En cuanto a los retos que la modernización impone a las Instituciones de Educación Superior  son variados, entre ellos el tema de la calidad, la equidad en la educación, el incremento de la cobertura y  la inserción  de los egresados en el campo laboral.

Las universidades tienen la responsabilidad social de formar profesionistas que respondan a las necesidades del sector productivo, motivo por el cual, es necesario que constantemente actualicen sus programas de estudio y cumplan los requisitos que establecen los organismos evaluadores para  lograr acreditarse nacional e internacionalmente, para subir de nivel dentro de los estándares  nacionales e internacionales.

Para lograr mejorar la educación se requiere de un trabajo conjunto de las partes involucradas, directivos, docentes y alumnos,  su participación activa  permitirá cumplir las políticas educativas de tendencia mundial.  “…Las habilidades, la creatividad y la investigación que la Educación Superior permite desarrollar son un factor de gran relevancia para la creación de empleos y prosperidad.

Las universidades y las instituciones de educación superior desempeñan un papel fundamental en el logro de mejores oportunidades y la promoción de la justicia social…” (Clark, 2013).

México en los últimos 60 años  ha tenido un avance significativo en la educación superior, en el año 1960,  la matrícula nacional era de 80,643 alumnos, había  52 instituciones de educación superior, de las cuales 28 (54%) eran universidades públicas, con un total de 63,708 alumnos, lo cual representaba 79% de la inscripción nacional.

En el año 2011, la matrícula fue  de 3 millones 274 mil alumnos. En el ciclo escolar 2012-2013  el total de alumnos de educación superior fue de   3.300,348 de los cuales 2.274,311 estudiaban en instituciones públicas. El total de  docentes  fue de 352,007  y  6,796 instituciones de educación superior,  de las  cuales 3,000 son públicas. Es por ello, que hoy en día, los diferentes gobiernos tienen como objetivo incrementar de una forma equitativa el acceso a la educación superior, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los jóvenes.

La UAT,  en  el  año  2013,  tenía 38 mil alumnos, 2 mil 300 maestros y 25 Facultades, la comunidad de la UAT  trabaja para “Construir una Universidad emprendedora y socialmente responsable” vinculada con la sociedad al “Educar para Servir”.  Por ese motivo, en el Plan de Desarrollo Institucional de la U.A.T., se han establecido ocho ejes estratégicos para cumplir su visión en el año 2017: Cultura, deporte para todos y bienestar de los estudiantes; Profesionalización de los docentes;  Oferta y cobertura  educativa;  Desarrollo de la investigación y posgrado;  Extensión, difusión y vinculación, Internacionalización de la Universidad;  Responsabilidad social y sustentabilidad  y la  Administración y gestión institucional.

Actualmente, la sociedad a nivel mundial  exige una educación de calidad, eficaz y eficiente, que satisfaga las necesidades de la comunidad internacional,  que esté cien por cien vinculada con el  mercado laboral y  con la sociedad,  que genere en sus estudiantes conocimientos que le hagan crecer integralmente, es decir,  tanto en lo personal como en lo profesional.

  1. 1.     MISIÓN DE LA EDUCACIÓN  UNIVESITARIA

“…Las habilidades, la creatividad y la investigación que la Educación Superior permite desarrollar son un factor de gran relevancia para la creación de empleos y prosperidad. Las universidades y las instituciones de Educación Superior desempeñan un papel fundamental en el logro de mejores oportunidades…” (Clark, 2013).

Para la UNESCO (1998) la universidad tiene la misión de contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad por ese motivo está obligada a:

a)     Propiciar el aprendizaje significativo, establecer una currícula flexible  e incentivar la movilidad de estudiantes para que al mismo tiempo que adquieren conocimientos, desarrollan capacidades, así al egresar sea un profesionista competitivo y competente y se integre a la sociedad económicamente activa.

b)     Inculcar en los jóvenes los valores.

c)     Comprender, interpretar, preservar, reforzar, fomentar y difundir las culturas nacionales y regionales, internacionales e históricas.

d)    Promover, generar y difundir conocimientos por medio de la investigación y como parte de los servicios que ha de prestar a la comunidad.

e)     Impartir posgrados y diplomados cualificados que atiendan  las necesidades de todos los aspectos de la actividad humana, ofreciéndoles cualificaciones que estén a la altura de los tiempos modernos, comprendida la capacitación profesional, que estén constantemente adaptados a las necesidades presentes y futuras de la sociedad;

 

 

La Universidad Autónoma de Tamaulipas es un organismo descentralizado del estado, con autonomía, cuya misión es:

 

  • ​​​​​​​​Impartir educación para formar técnicos, artistas y profesionistas útiles a la sociedad con conciencia crítica, actividad reflexiva, participativa y con capacidad para aprender y adaptarse a diversas circunstancias;

 

  • Organizar y realizar investigación científica, procurando proyectarla sobre los problemas de la sociedad y su entorno; propiciando la aplicación de los conocimientos científicos en la solución de los problemas para mejorar las condiciones de la sociedad e intervenir a través de una función crítica;

 

  • Preservar y difundir la cultura, las ciencias y las manifestaciones artísticas por medio de la extensión y la difusión universitaria;

 

  • Orientar íntegramente las funciones universitarias para forjar una sociedad con conciencia humanista, esfuerzo solidario, sentido de pertenencia e identidad nacional por encima de cualquier interés ideológico o individual;

 

  • ​Colaborar en lo general con el proceso de emancipación del ser humano para ser útil a la sociedad.

 

La FCAT está comprometida con el alumnado y la sociedad, por ese motivo, tiene como misión: Formar profesionales en el ámbito administrativo y de negocios con sentido de responsabilidad social, basado en los valores universales, competitivos a nivel nacional e internacional que incidan en los sectores sociales públicos y privados, contribuyendo al desarrollo de Tamaulipas y México.

Su Visión para el 2015, queremos ser: un centro de formación profesional y de postgrado destacado por su pertinencia, calidad e innovación en el servicio educativo. Promoverá la formación integral de sus estudiantes y desarrollará la capacidad intelectual de sus profesores, a través de: programas educativos acreditados, procesos administrativos certificados a nivel nacional e internacional. Teniendo como soportes básicos; la investigación, modelos pedagógicos actuales y flexibles, utilizando tecnología avanzada en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

  1. Formar profesionales emprendedores, participativos y capaces de gestionar el conocimiento para contribuir al desarrollo de Tamaulipas y México.
  2. Responder a la demanda de educación superior, mediante la mejora continua de los planes y programas de estudio, la investigación, la competencia del personal académico, la estructura organizacional y la gestión de los procesos.

 

  1. 2.     QUE SE ENTIENDE POR EDUCACIÓN DE CALIDAD

El término calidad, en latín significa “cualidad, manera de ser”, su significado castellano es “propiedad o conjunto de propiedades inherentes a una cosa, que permiten apreciarla como igual, mejor o peor que las restantes de su especie”.

“El concepto de calidad es ante todo subjetivo, ya que cada consumidor o usuario tiene una idea distinta de lo que se entiende por él. Sin embargo, todo el mundo está de acuerdo en que hablamos de la calidad cuando vemos cubiertas todas nuestras expectativas, tanto si se trata de un producto o de un servicio” (E. Cano, 1998).

Muñoz (2003) explica “que la educación es de calidad cuando está dirigida a satisfacer las aspiraciones del conjunto de los sectores integrantes de la sociedad a la que está dirigida; si, al hacerlo, se alcanzan efectivamente las metas que en cada caso se persiguen; si es generada mediante procesos culturalmente pertinentes, aprovechando óptimamente los recursos necesarios para impartirla y asegurando que las oportunidades de recibirla –y los beneficios sociales y económicos derivados de la misma– se distribuyan en forma equitativa entre los diversos sectores integrantes de la sociedad a la que está dirigida.”

Las funciones y actividades de la educación superior son la enseñanza, investigación y servicios a la comunidad. La calidad requiere  que la enseñanza superior se internacionalice, para ello debe promover el intercambio académico y la movilidad de profesores y estudiantes y trabajar en la creación de redes de investigación nacional e internacional y que sus investigadores y alumnos presten sus  servicios a la sociedad.

Aunque en México, alcanzar mayores niveles educativos no necesariamente se traduce en mejores resultados en el mercado laboral, las instituciones de educación superior deben seguir trabajando por la mejora continua de la educación y proponer políticas públicas que incentiven la generación de empleo calificado y bien remunerado. Conforme a los datos  de la OCDE, en México, las tasas de empleo para personas con educación superior son del 80%, en comparación con el promedio de la OCDE de 83%.

En 2012, Corea y México fueron los únicos países que mostraron tasas de desempleo más altas entre los adultos con educación superior (2.9% y 4.6%, respectivamente) que entre los adultos sin educación media superior (2.6% y 3.5%, respectivamente).

En México, la diferencia es aún más marcada entre los adultos jóvenes (de 25 a 34 años): el 6.7% de los graduados de educación superior están desempleadas, en comparación con el 3.3% de aquellas de entre 35 y 44 años que tienen ese nivel educativo.

Por los datos antes expuesto, la educación superior tiene la obligación de formar profesionistas  de calidad, competentes y competitivos a nivel nacional e internacional, para que al egresar se incorporen a la planta productiva, pese a la situación económica del país. Asimismo, el gobierno debe trabajar en la creación de empleos bien retribuidos, para evitar la fuga de cerebros, ya que un sinnúmero de profesionistas que estudian posgrados de calidad se van a vivir al extranjero donde  su talento es valorado. Es importante que  las autoridades educativas y gubernamentales incentiven  a los jóvenes a que vean el estudio como un medio para mejorar su condición social y económica.

Pero ¿Qué se debe entender por educación de calidad? Es la que “asegura a todos los jóvenes la adquisición de los conocimientos, capacidades destrezas y actitudes necesarias para equipararles para la vida adulta” (OCDE, 1995).

“La educación es de calidad cuando está dirigida a satisfacer las aspiraciones del conjunto de los sectores integrantes de la sociedad a la que está dirigida; si, al hacerlo, se alcanzan efectivamente las metas que en cada caso se persiguen; si es generada mediante procesos culturalmente pertinentes, aprovechando óptimamente los recursos necesarios para impartirla y asegurando que las oportunidades de recibirla –y los beneficios sociales y económicos derivados de la misma– se distribuyan en forma equitativa entre los diversos sectores integrantes de la sociedad a la que está dirigida.” (Muñoz, 2003).

Para lograr la  calidad educativa se requiere centrar el aprendizaje en cuatro ejes UNESCO  (1996):

  • Aprender a conocer: cada uno construye su conocimiento
  • Aprender a hacer: aplicación práctica de lo que se aprende
  • Aprender a vivir juntos: en comunidad, libremente, con igualdad de oportunidades
  • Aprender a ser: desarrollar  su potencial

 

La educación superior tiene el reto de lograr los estudiantes aprendan a aprender y a conocer sus competencias, para formar un profesionista de calidad, que contribuya al desarrollo cultural, social y económico del país. Por ello, el tema de la calidad educativa ocupa un lugar importante en la educación superior y origina un cambio en las políticas educativas (TÜNNERMANN)

 

  1. 3.     EL DESAFÍO DE LA CALIDAD

La globalización transformó el ámbito social, cultural, económico y político, en consecuencia, transformó la educación en todos sus niveles, en particular, la educación superior. Uno de los desafíos que enfrentan las universidades es la calidad educativa, para ello, es necesario evaluar los programas de estudio, para lograr la acreditación nacional e internacional.

Actualmente, las principales deficiencias que tiene la educación superior se encuentran en:

  • la forma de transmitir y generar el conocimiento,
  • la rigidez de los programas de estudio,
  • la falta de doctores y de investigación científica y tecnológica,
  • la cobertura educativa,
  • la brecha que existe entre las diversas universidades públicas   y privadas.

 

El desafío de la educación superior en México, es evitar la deserción  o el abandono de los estudios superiores.  Para Tinto (1989)  el comportamiento de los estudiantes que abandonan sus estudios es:

  1. Abandono o suspensión voluntaria y definitiva de los estudios y del sistema de educación superior por parte del alumno.
  2. Salida de alumnos debido a deficiencias académicas y consecuentes bajo rendimiento escolar.
  3. Cambio de carrera (el alumno continúa en la misma institución pero se incorpora a otra cohorte generacional) o de institución.
  4. Baja de los alumnos que alteran el orden y la disciplina institucional. Generalmente obstaculiza el ingreso a otra escuela o facultad.

 

Tinto, V. (1987) de un conjunto de variables que causan la deserción:

  1. Variables socioeconómicas y culturales previas,
  2. Metas y compromisos de los estudiantes.
  3. La integración e involucramiento de los estudiantes en las actividades académicas, sociales, e institucionales.

Para evitar la deserción escolar, la FCAT  otorga becas  a los estudiantes con buen promedio y de escasos recursos económicos, además, informa a los estudiantes las diversas becas que existen. El problema que no puede contrarrestar es la deserción a causa de la inseguridad que se vive en la región, ya que los padres de familia están enviando a sus hijos a estudiar a las universidades de otras entidades federativas.

Pese a la baja considerable en la matricula en la FCAT, la causa no es  por  falta de calidad en los estudios que imparte, no obstante  ¿Cómo va la FCAT mejorar la calidad educativa? Son diez factores en los que tiene que trabajar, para lograr el objetivo propuesto.

Los diez factores son:

  • Profesionalización de los docentes
  • Desarrollo de la investigación
  • Estrategia de aprendizaje, aprendizaje por competencia
  • Internacionalización de la Universidad
  • Modificar el plan y programa de estudios
  • Oferta y cobertura educativa
  • Infraestructura, material y recursos didácticos
  • Evaluación de la calidad  para la acreditación nacional e internacional
  • Responsabilidad social
  • Extensión, difusión y vinculación

 

La educación es el soporte del desarrollo de un país, por tanto, la FCAT tienen que trabajar en los diez factores antes mencionados, por la responsabilidad que tiene de transmitir y generar conocimientos a los alumnos de licenciatura y posgrado, por ser  los que van formar parte del sector productivo o son parte del mismo. El trabajar en cada uno de esos factores, elevará el nivel académico y le permitirá a las universidades públicas estar a la altura de las mejores universidades a nivel mundial.

En este contexto, las universidades públicas tienen otro problema, la falta de recursos para financiar cada de uno aspectos en los que se tiene que trabajar.  El presupuesto que el Estado invierte en la educación es insuficiente, por tanto, los administrativos y directores de la universidad tienen que hacer un gasto eficiente de los recursos y  buscar  fuentes alternas de financiamiento, sólo así podrá lograr  la mejora de la calidad educativa.

  1. 4.     EL PROCESO DE UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD

El proceso de una educación de calidad  es continuo, la educación es permanente, es necesario que los profesionistas, docentes o no, se capaciten y actualicen de forma continua, por el bien propio, de su empleo y de la sociedad,  para contribuir al desarrollo del país.

El  proceso de la mejora en la calidad educativa tiene que corregir una serie de vicios que existen en la educación superior,  ya que la mayoría de los alumnos universitarios cursan sus estudios en las universidades públicas.

 

La baja calidad de la educación superior  se debe a  varios factores:

  • El sistema de enseñanza- aprendizaje, sólo transmite conocimientos, no incentiva el pensamiento crítico y  el desarrollo integral de la persona.

 

  • La falta de vinculación de los programas de estudio con la planta productiva.

 

  • Docentes carentes de formación didáctica, actualizados en su área  profesional.

 

  • La falta de  interés por la investigación científica y el desarrollo tecnológico.

 

  • Falta de recursos económicos destinados a la educación.

 

  • Falta de infraestructura  para incrementar la oferta educativa.

 

  • La falta de evaluación de los programas de estudio.

 

  • La falta de  equidad entre las universidades públicas.

 

México se ha comprometido con los organismos internacionales (UNESCO, OCDE, BANCO MUNDIAL, CEPAL), a mejorar la calidad de la educación en todos los niveles, en particular, la educación superior. Es menester, que las autoridades educativas pongan en práctica las recomendaciones de los organismos antes citados,  los cuales les interesa impulsar el desarrollo económico, científico, tecnológico, cultural y educativo de los Estados parte.

 

Clave para el diseño de cualquier estrategia de mejora de la educación (OCDE, 1991):

  1. 1.     El diseño y el desarrollo del currículo, puesto en conexión con los mecanismos de evaluación de los aprendizajes.
  2. 2.     La formación y el desarrollo profesional de los docentes.
  3. 3.     La organización y el funcionamiento de los centros educativos.
  4. 4.     La evaluación y la supervisión del sistema educativo y de los centros.
  5. 5.     La disponibilidad y la utilización adecuada de los recursos necesarios.

La OCDE apoya a México a mejorar la calidad educativa, por ello, hace las siguientes recomendaciones:

  • Reforzar la importancia del papel que juegan los docentes; determinar estándares claros de la práctica docente; garantizar programas de formación inicial docente (ITP, por sus siglas en inglés) de alta calidad; atraer mejores candidatos; profesionalizar la selección, contratación, y evaluación de docentes; y vincular a los docentes y su desarrollo profesional de forma más directa con las necesidades de las escuelas.

 

  • Redefinir y apoyar un liderazgo y una gestión escolar de excelencia; consolidar el papel de los directores escolares fijando estándares claros: proporcionando formación, selección y contratación profesionales, facilitando una autonomía escolar con estructuras de apoyo, y garantizando la participación social.
  • Las escuelas   necesitan tener una fuente de financiamiento estable que responda a sus necesidades específicas.

La FCAT  está trabajando para mejorar la educación:

  1. Ha actualizado los programas de estudio, para que los mismos estén acordes a los  requerimientos del sector productivo y su currícula  es flexible.
  2. Está fortaleciendo el programa de capacitación de sus profesores; su planta docente es de 173 profesores, 86 de tiempo completo y 87 de horario libre. De los 86 profesores de tiempo completo 19 tienen el grado de Doctor, 66 tienen una o más maestrías y sólo uno tiene el grado de licenciatura.
  3.  La  FCAT considera a los docentes parte fundamental en la calidad de la educación, por tanto, para mejorar la calidad de la educación, incentiva el esfuerzo por la superación permanente de su personal académico de tiempo completo y de  horario libre, la formación y desarrollo de los cuerpos académicos y la integración de redes temáticas de colaboración, entre otros. Además, impulsa la investigación científica, por ello, los profesores asisten a congresos nacionales e internacionales,  publican sus investigaciones en revistas científicas nacionales y extranjeras o en libros. Profesionalización creciente del personal académico
  4. Promueve la movilidad nacional  e internacional de los estudiantes y las estancias de los profesores, para ello, ha firmado convenios con otras instituciones educativas  nacionales y extranjeras.
  5. Para constatar el mejoramiento de la calidad de las carreras que imparte (Contador Público, Licenciado en Administración, Licenciado en Negocios Internacionales y Licenciado en Informática)  son evaluadas y están certificadas  por distintos organismos nacionales.
  6. Pese a que las carreras que imparte están certificadas  la FCAT  tiene el reto de crear nuevas carreras en las áreas administrativas con distintos énfasis, para cubrir la demanda de la población estudiantil.
  7. La  FCAT   enfrenta desafíos en materia de calidad educativa  a  nivel posgrado, ya que las maestrías que se imparten en la FCAT, no están registradas en el Programa Nacional de Posgrado de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), no obstante, existe el compromiso de inscribir en el PNPC dos maestrías dentro de los próximos meses.  Aunque, el programa de Doctorado en Gestión Estratégica de Negocios participa en la Convocatoria  PNPC, el resultado se dará en el mes de febrero de 2015.

La División de Posgrado  y División Continua de la FCAT están trabajando en la creación de maestrías y diplomados con la finalidad de capacitar al personal de las empresas petroquímicas  que  se van a instalar próximamente en el sur de Tamaulipas y norte de Veracruz.

  1. 3.     PROFESIONALIZACIÓN  DEL  DOCENTE

Vivimos  un período de cambio originado por la globalización o mundialización, lo cual  ha generado un  cambio en  los valores sociales, por ende, ha cambiado  la conducta de la sociedad.  Los nuevos actores sociales han  forzado a los congresistas a modificar  las legislaciones en materia económica y  civil, lo que ha repercutido de forma directa en el comportamiento social. Las nuevas reglas sociales han transformado el pensar y el actuar de la juventud,  sus intereses particulares y  sus aspiraciones futuras.

El cambio social obliga a las personas a adaptarse a las circunstancias, por ese motivo, el comportamiento de la juventud ha cambiado, la tecnología y las comunicaciones modificaron su saber y su forma de aprender, lo que le da un giro al  papel del docente. Hoy, para que el docente cumpla su función social  debe adecuarse al nuevo orden social, utilizar la tecnología y las comunicaciones en el proceso de enseñanza y aprendizaje, para que  los estudiantes  evolucionen al ritmo que marque la sociedad.

La educación es la herramienta principal que tienen los gobiernos y el docente su actor principal,  para preparar a las jóvenes generaciones a enfrentar los desafíos que trae consigo este mundo globalizado. El rol del profesor es de gran importancia, por ser  el responsable del crecimiento personal del ser humano y uno de los pilares fundamentales de la sociedad. En estos momentos de crisis social que estamos viviendo, el maestro es fundamental para la formación de  los valores, por ello debe ser ejemplo de rectitud, honorabilidad y compromiso social.  El futuro de millones de niños y jóvenes está en manos de los docentes, por tanto, tienen la obligación poseer los conocimientos y los métodos de enseñanza idóneos para la formación del alumnado.

Braslavsky (1998), afirma que “los profesores que trabajen actualmente y que deseen persistir en roles vinculados a la mediación con los conocimientos en proceso de proliferación deberán tener competencias vinculadas con la resolución de los problemas o desafíos más coyunturales, a las que denomina pedagógico – didáctico y político – institucional, vinculadas con desafíos más estructurales, denominadas productiva e interactiva y vinculadas con procesos de especialización y orientación de su práctica profesional, denominada especificadora”.

Al cambiar el modelo educativo, los directores de las IES tienen el deber de profesionalizar la docencia, determinar las habilidades y destrezas que debe poseer el docente, tomando en cuenta las competencias que deberá impartir  a sus estudiantes de acuerdo  al modelo de educación por competencias. Perrenoud (2001) señala: “no se privilegia la misma figura del profesor según se desee una escuela que desarrolle la autonomía o el conformismo, la apertura al mundo o el nacionalismo, la tolerancia o el desprecio por las otras culturas, el gusto por el riesgo intelectual o la demanda de certezas, el espíritu de indagación o el dogmatismo, el sentido de la cooperación ola competencia, la solidaridad o el individualismo”.

El profesor requiere adquirir  nuevas experiencias y conocimientos y aplicar nuevas estrategias y técnicas para cumplir con sus  deberes tanto dentro como fuera del aula.  El educador debe aprender cómo aprender, cómo enseñar  y cómo aplicar sus conocimientos y experiencias en el salón da clases, por ese motivo,  debe actualizarse (talleres, seminarios, diplomado, maestría, doctorado) en las distintas áreas del conocimiento, necesita estudiar cursos de  disciplinares, de formación docente, superación personal y sobre tecnologías, para que el conjunto de conocimientos le den las experiencias, habilidades y destrezas que requiere para aplicarse a la enseñanza por competencias.

 

Los docentes para una mayor profesionalización de su función además, deben saber:

  1. Planificar y conducir movilizando otros actores.
  2. Adquirir o construir contenidos y conocimientos a través del estudio o la experiencia. Hay saber cuándo un proceso o actividad es aplicado en situaciones o prácticas que requieren dicho saber.
  3. Identificar los obstáculos o problemas que se presentan en la ejecución de proyectos u otras actividades del aula. Esto requiere una capacidad de observación que debe aprenderse ya que no se encuentra naturalmente.
  4. Seleccionar diferentes estrategias para el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje, para la optimización del tiempo, de los recursos y de las informaciones disponibles.
  5. Hacer, disponibilidad para modificar una parte de lo real, según una intención y por actos mentales apropiados. En la presentación de una disciplina el profesor generalmente transmite mientras que en el desarrollo de proyectos “hace” y promueve el proceso de aprendizaje.

4. LAS COMPETENCIAS DEL DOCENTE

Para definir la acción profesional de un docente universitario hoy, hay que plantear que se trata de “un proceso de ayuda, de mediación, de intervención directa y sistemática, diferenciada, dinámica y abierta, en continua reconstrucción” (González Soto, 1996).

Después de señalar lo anterior, no cabe duda la importancia de revisar los aspectos fundantes que atraviesan la función docente, la planificación curricular, la producción de materiales, los procesos de evaluación, etc. Y en ese arduo proceso de reflexión permanente debe ocupar un lugar destacado, la transición de los programas de estudio basados en la enseñanza a un currículo centrado en la enseñanza-aprendizaje.

Chikering (1989) identifica siete notas que definen una docencia de calidad:

  1. 1.     Las buenas prácticas promueven contacto con el estudiante.
  2. 2.     Las buenas prácticas facilitan la cooperación entre alumnos.
  3. 3.     Las buenas prácticas posibilitan el aprendizaje activo.
  4. 4.     Las buenas prácticas proporcionan rápido feedback.
  5. 5.     Las buenas prácticas comunican altas expectativas.
  6. 6.     Las buenas prácticas respetan las diversas capacidades y formas de aprender.
  7. 7.     Las buenas prácticas enfatizan el tiempo en la tarea.

Zabalza (2003)   Diez dimensiones de una docencia de calidad:

  1. Diseño y planificación de la docencia con sentido de proyecto formativo (condición curricular).
  2.  Organización de las condiciones y del ambiente de trabajo (espacios físicos, la disposición de los recursos, etc.).
  3. Selección de contenidos interesantes y forma de presentación de los mismos.
  4.  Materiales de apoyo a los estudiantes (guías, dossiers, información complementaria).
  5.  Metodología didáctica.
  6.  Incorporación de nuevas tecnologías y recursos diversos.
  7.  Atención personal y sistemas de apoyo a los estudiantes.
  8.  Estrategias de coordinación con los colegas.
  9. Sistemas de evaluación utilizados.
  10.  Mecanismos de revisión del proceso.

Braslavsky (1998), sustenta que los docentes deben saber:

  • Planifica r y conducir movilizando otros actores.
  • Adquirir o construir contenidos y conocimientos a través del estudio o la experiencia.
    • Identificar los obstáculos o problemas que se presentan en la ejecución de proyectos u otras actividades del aula.
    • Seleccionar diferentes estrategias para el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje.
    • Hacer, disponibilidad para modificar una parte de lo real, según una intención y por actos mentales apropiados.

Rodríguez Espinar (2003) competencias del docente:

  • Tener el dominio pertinente del saber de su campo disciplinar.
  • Ser reflexivo, e investigar e indagar sobre su propia práctica docente.
  •  Dominar las herramientas de diseño, planificación y gestión del curriculum.
  • Estar motivado por la innovación docente
  • Saber ser facilitador del aprendizaje.
  • Trabajar en colaboración..
  • Ser tutor del proceso de aprendizaje del estudiante.
  • Ser profesionalmente ético

4. LA EVALUACIÓN DE LA CALIDAD EDUCATIVA

El reto de la calidad no puede separarse de los criterios de evaluación. La necesidad de desarrollar una cultura de la evaluación es inseparable de la noción de calidad en la educación superior. “Es poco congruente hablar de calidad sin hablar de evaluación, puesto que tildar una cosa como algo que tiene calidad exige realizar una medida, compararla con un referente ideal y elaborar un juicio sobre la adecuación del objeto o sujeto evaluado al referente utilizado” (González Galán, 2004).

En la V Conferencia Iberoamericana de Educación los estados miembros de la OIE se comprometieron a mejorar la educación superior, con la finalidad de formar profesionistas competentes y el fomento a la investigación, “la expansión y diversificación de la educación superior, impone al sistema universitario la búsqueda y definición de una identidad que lo comprometa con la sociedad y el sistema productivo y le permita perfeccionar su papel en el futuro, tanto en lo que respecta a la formación de personal de alto nivel como a la índole de sus contribuciones a la investigación científico-tecnológica”. Asimismo,  definen la  educación “como un proceso continuo y abarcador, que se extiende a lo largo de toda la vida de la persona y que adopta modalidades formales -desde el nivel inicial hasta la universidad-, así como no formales e informales, donde se incorpora a niños, jóvenes y adultos”.

El concepto de evaluación es una actividad inherente a toda actividad humana intencional, por lo que debe ser sistemática, y que su objetivo es determinar el valor de algo (Popham, 1990). La evaluación es un proceso sistemático de identificación, recogida o tratamiento de datos, sobre elementos o hechos  educativos, con el objetivo de valorarlos primero y, sobre dicha valoración tomar decisiones (García Ramos, 1989).

¿Qué se califica en las universidades?

  • La  infraestructura y tecnología.
  • Grado académico y nivel de producción de investigaciones de los profesores.
  • Rendimiento y evaluación de alumnos.
  • Seguimiento a los egresados.

 

Etapas del proceso de acreditación:

  1. Autoevaluación
  2. Evaluación de un organismo externo
  3. La acreditación propiamente dicha.

 

La Facultad de Comercio y Administración de Tampico cuenta con evaluaciones y reconocimientos de los

  1. Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES). Es un sistema que incluye tres actividades fundamentales: la primera es la evaluación global del sistema y los subsistemas de este nivel. La segunda es la autoevaluación, encomendada a las propias Instituciones de Educación Superior. Y la tercera es la evaluación interinstitucional.
  2.  Consejo de Acreditación en la Enseñanza de la Contaduría y Administración, A.C., (CACECA), organismo acreditador para los programas de contaduría, administración y afines en el país, evaluando con estándares e índices que engloban tres aspectos: alumnado, docencia y administración.
  3. El Consejo Nacional para la Acreditación en Informática y Computación (CONAIC), es un organismo que evalúa y otorga la acreditación a los programas académicos de nivel Licenciatura en Informática y Computación dentro de los 32 estados de la República Mexicana.

En un mundo globalizado es importante que las universidades públicas  respondan a estándares prefijados de calidad es garantía de competitividad. Por esa razón, las autoridades administrativas de la FCAT dan a conocer a la comunidad universitaria y  a  la sociedad  en general, los logros significativos que se han venido obteniendo al paso de los años, las acreditaciones de la oferta académica (Contador Público, Licenciado en Administración, Licenciado en Negocios Internacionales y Licenciado en Informática)  garantiza a los empleadores y la comunidad en general que sus egresados son profesionistas competentes y competitivos en el área en el que se desempeñen. No obstante, para seguir mejorando es necesario conocer las fortalezas  y  trabajar  con las debilidades de los programas de estudio y al mismo tiempo, vincularlos con la sociedad, comercio, industria,  para que estar  seguir impartiendo educación de calidad tanto a las presentes como futuras generaciones de estudiantes, para que al egresar se incorporen a la brevedad posible al sector productivo.

El desafío de la calidad educativa  se va a vencer con el trabajo conjunto de administrativos, docentes, alumnos, padres de familia y  sector productivo. Los administrativos deben planearlas actividades para seguir garantizando educación de calidad. Los docentes deben capacitarse en diversas áreas (profesional, didáctica, tecnológica, entre otras). Los padres deben estar al pendiente de sus hijos y apoyarlos para que sigan adelante en sus estudios. Los alumnos deben comprometerse con sus  estudios, interesarse por aprender y no sólo por pasar la materia. El sector productivo debe participar en la creación de los programas de estudio y sobre todo, contribuya al financiamiento de la universidad,  lo cual debe considerarse como una inversión, por el bien de las futuras generaciones de estudiantes, por el bien de México y por el bien para sí mismo.

 

5. INVERSIÓN EN EDUCACIÓN

La educación es uno de los elementos centrales para el desarrollo de un país y la mejora en la calidad  de vida de la  población, por eso los países del primer mundo invierten en todos los niveles de educación UNESCO (1998) “Si bien se requieren fuentes de financiación privada y pública, el apoyo público a la educación superior y a la investigación sigue siendo fundamental para conseguir que las misiones educativas y sociales se cumplan de manera equilibrada.

a) La diversificación de las fuentes de financiación refleja el apoyo que la sociedad presta a esta última y se debería seguir reforzando a fin de garantizar el desarrollo de este tipo de enseñanza, de aumentar su eficacia y de mantener su calidad y pertinencia. El apoyo público a la educación superior y a la investigación sigue siendo fundamental para asegurar que las misiones educativas y sociales se llevan a cabo de manera equilibrada.

b) La sociedad en su conjunto debería apoyar la educación de todos los niveles, incluida la enseñanza superior dado el papel que ésta desempeña en el fomento de un desarrollo económico, social y cultural sostenible”.

Las instituciones han de gozar de autonomía en sus asuntos internos, pero han de rendir cuentas a la sociedad de modo claro y transparente.

El incremento significativo y progresivo del financiamiento y el uso eficiente de los recursos son condiciones indispensables para convertir a la educación en el eje fundamental del desarrollo y asegurar condiciones de equidad que permitan enfrentar las desigualdades sociales, prestando especial atención a las realidades particulares, edad, sexo, condición socio-económica, religión, cultura.

En la última década, en nuestro país se crearon 10 nuevos fondos extraordinarios y programas de concurso. Entre 2007 y 2012, se asignaron alrededor de 73 mil millones de pesos en fondos extraordinarios e instrumentos financieros fundamentados en el desempeño institucional. No obstante, necesario incrementar el financiamiento federal y estatal para que las universidades tengan los recursos mínimos necesarios y logren cubrir sus necesidades y así mejorar la calidad de la educación que imparte.

En México, la inversión  en la educación es similar al promedio de la OCDE, según datos aportados por la OCDE “actualmente se invierte el 6.2% del PIB del país en instituciones educativas, cifra ligeramente mayor que el promedio de la OCDE (6.1%), pero menor que en otros países de América Latina, como Argentina (7.2%), Chile (6.9%) y Colombia (6.7%).

La inversión por estudiante en educación superior se ha contraído en un 4% desde 2005, y el gasto total en instituciones de educación superior fue de 1.3% del PIB en 2011. En comparación, la inversión por estudiante en educación superior en el conjunto de los países de la OCDE aumentó en 10% en promedio durante el mismo periodo para situar el gasto total en instituciones de educación superior en 1.6% del PIB.

En México, el gasto anual promedio por estudiante desde la educación primaria hasta la superior es del 19% del PIB per cápita; el segundo promedio más bajo dentro de la OCDE y países asociados, tan sólo por arriba del de Turquía (18% del PIB per cápita) y muy por debajo del de la OCDE del 27%.

México en el nivel superior, gasta anualmente por estudiante el 46% de PIB per cápita, muy por arriba del promedio de la OCDE del 41%. El 4.9% del gasto público total en educación se destina a apoyo financiero para los estudiantes, cifra mayor que el promedio de la OCDE de 3.4%”.

Si bien, en algunos indicadores el financiamiento de la educación está dentro de los parámetros establecidos por la OCDE, lo cierto es que la mayor parte de las instituciones de educación superior  le es insuficiente los recursos que reciben anualmente, lo cual repercute en la calidad del servicio que prestan, porque se carece de dinero  para comprar recursos tecnológicos para la impartición de clases, capacitar al profesorado, invertir en la  investigación científica y tecnológica y para la movilidad académica.

 

CONCLUSIONES

La educación es la parte fundamental del desarrollo económico, social, cultural y tecnológico de un país, motivo por el cual, las universidades públicas y en particular, la Universidad Autónoma de Tamaulipas trabajan para mejorar la calidad educativa, para ello, evalúan los programas de estudio, las carreras y el proceso administrativo.

La finalidad de la calidad educativa es mejorar la preparación de los estudiantes, educar a profesionistas capacitados para enfrentar los retos que se le presenten en su vida personal y profesional.

Por todo lo expresado, concluimos:

  1. Para que la FCAT  imparta y siga impartiendo educación de calidad en todas sus carreras y programas de estudio deberá:
  • Ofrecer una  enseñanza eficaz en todas las carreras que imparte, para mantener la acreditación de la institución.
  • Seleccionar a los estudiantes de nuevo ingreso, es decir, aceptar a los alumnos que obtenga el puntaje  que establece CENEVAL.
  • Mejorar la selección docente y fortalecer la formación del docente e incentivar la investigación científica y tecnológica.
  • Garantizar la internacionalización de la institución, a través de la movilidad de los estudiantes y  las estancias de los docentes en  universidades nacionales y extranjeras.
  • Fortalecer la participación social, vincular los programas de estudio con el sector productivo, para contribuir al desarrollo personal y profesional del estudiantado, además, de contribuir al desarrollo del país.
  • El Perfil del Docente lo conforman  un conjunto de competencias que integran conocimientos, destrezas, habilidades, aptitudes, actitudes y valores del docente y los cuales pondrá en práctica en su personal, profesional y académica,  que utilizará  en el  salón de clase, para  enseñar a  los estudiantes a construir sus conocimientos y a desarrollar las competencias que aplicará en el ejercicio profesional.
    • El conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores que comprueben su saber, su saber hacer y su saber ser, que le capaciten para  impartir la cátedra en la nueva sociedad del conocimiento.

BIBLIOGRAFÍA

Braslavsky, C. (1998), Bases, orientaciones y criterios para el diseño de Programas de posgrado de formación de profesores. Reunión de Consulta Técnica para el análisis de políticas y estrategias de formación de profesores. OEI. Bogotá, Colombia.

Cano, E. (1998). Evaluación de la calidad educativa. Madrid: La Muralla.

Chikering, A. W.; GAMSUN, Z. F.; BARSI, L. M. (1989). Institucional inventory: seven principles for good practices in undergraduate education. En AAHE Bulletin, (11).

García Ramos, J. M. (1989). Extensión de la evaluación. En R. Pérez Juste y J.M. García Ramos, Diagnóstico, evaluación y toma de decisiones. Madrid: Rialp.

Galán González, A. (2004). Evaluación del clima escolar como factor de calidad. Madrid, Ed. Arcos-La Muralla.

González Soto, Á. P. (1996). Acciones formativas para el desarrollo profesional desde la innovación curricular: proyección en educación secundaria y en formación de personas adultas. XI Congreso Nacional de Pedagogía. Tomo I, Ponencias. San Sebastián.

Muñoz, C. (2003), “La educación superior ante las políticas derivadas de la crisis”, Revista
de la Educación Superior, núm. 65, ANUIES.

Perrenoud, P. (2004). Diez nuevas competencias para enseñar. Barcelona, España: Graó.

Popham, W.J. (1980), Problemas y técnicas de la evaluación  educativa, Anaya, Madrid.

Rosario Muñoz, V.M.,  MARÚM ESPINOSA. E., (2006), Acreditación y certificación de la educación superior: experiencias, realidades y retos para las IES, Universidad de Guadalajara, Guadalajara.

Tinto, V (1989). Definir la deserción: una cuestión de perspectiva. Revista de Educación Superior N° 71, ANUIES, México.

Tünnermann Bernheim, C., (2000), Universidad y sociedad: balance histórico y perspectivas desde Latinoamérica, Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Caracas.

Zabalza, M. A. (2003). Competencias docentes del profesorado universitario. Calidad y desarrollo profesional. Madrid: Narcea.

OCDE (1991) Estándares de calidad para la evaluación del desarrollo http://www.oecd.org/dac/evaluation/dcdndep/46297655.pdf

OCDE (2013) Panorama de la educación en México http://www.oecd.org/edu/Mexico_EAG2013%20Country%20note%20(ESP).pdf

UNESCO (1996), Informe de la Comisión Internacional sobre la Educación para el siglo XXI, Compendio. http://www.unesco.org/education/pdf/DELORS_S.PDF

UNESCO (1998), Conferencia Mundial sobre la Educación Superior http://unesdoc.unesco.org/images/0011/001163/116345s.pdf

V Conferencia Iberoamericana de Educación, Buenos Aires (Argentina), 7 y 8 de septiembre de 1995. http://www.oei.es/vcie.htm

Para citar este artículo puede utilizar el siguiente formato:
Arias Gómez, Maria,Arias Gómez, Jesús y Arias Gómez, Enrique: "Incrementar la calidad en la educación: reto de la Facultad De Comercio y Administración de Tampico" en Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo, febrero 2015, en http://atlante.eumed.net/calidad-educacion-tampico/

Atlante. Cuadernos de Educación y Desarrollo es una revista académica, editada y mantenida por el Grupo eumednet de la Universidad de Málaga.